¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Home Actualidad Tendencias para hostelería Gastronomía Menú infantil saludable para comer como un adulto

Menú infantil saludable para comer como un adulto

Adiós a los escalopes y croquetas; hola a los platos ricos y saludables. Adaptar la carta a los gustos de los más pequeños es posible, si se siguen una serie de pautas.


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Rentabilibar.

26-03-2020

Se habla mucho sobre el quebradero de cabeza que supone acudir a un restaurante con niños, pero pocos se plantean el papel del hostelero. El menú infantil es la medida más habitual para adaptarse a los gustos de los más pequeños, y es todo un pretexto para animar a los padres a decantarse por un establecimiento u otro.


Las familias suelen ser excelentes clientes para los bares y restaurantes: diversifican la clientela, crean un ambiente distendido y, por qué negarlo, generan una cuenta superior a la que dejan parejas u otros perfiles. Sin embargo, cualquiera que tenga hijos sabe lo imprevisibles que pueden llegar a ser, por eso es tan importante prever cualquier situación y adaptarse a las exigencias de niños y padres lo máximo posible. 


 

En un panorama que reclama cada vez más platos saludables y en el que es tan importante cuidar la marca y personalidad de los negocios, no tiene sentido seguir ofreciendo escalopes con patatas y espaguetis a los más pequeños. Elaborar una carta infantil que no ponga en entredicho el resto de sabores y la personalidad de los platos es posible. Solo es necesario un poco de ingenio y dedicación.


La importancia de mantener la esencia


Para muchos profesionales, su bar o su restaurante es parte del sueño de su vida. Algunos son negocios familiares que han pasado de generación en generación, otros son proyectos que se planean durante años e, incluso, algunos son consecuencia de viajes exóticos, en los que alguien decide traer hasta España platos nunca vistos con conceptos únicos de restaurante. 



No todo el mundo logra entender lo apasionante que puede ser plantear un negocio desde cero. La búsqueda del local, la decoración, el mobiliario, los proveedores, los nuevos platos o el diseño de la carta son solo algunos de los detalles que ayudan a definir la personalidad del negocio.


Especialmente en el caso de los restaurantes, el desarrollo de una carta en condiciones puede demorarse durante meses. Un jefe de cocina adecuado debe tener una capacidad especial para mantener el equilibrio entre sabor y creatividad, lo que da lugar a un menú coherente, sabroso, llamativo y sin demasiadas excentricidades. 


Por supuesto, mantener la esencia es fundamental, pero también lo es adaptarse a las necesidades y gustos de la clientela. Cuando se ha puesto tanto empeño y tesón en definir los platos de una carta, no se puede poner en peligro este trabajo con un menú infantil convencional. Es más, los padres preocupados por la alimentación de los pequeños, se llevarán una mejor impresión con propuestas frescas, saludables y aptas para todas las edades.


Menús infantiles para despedirse de las croquetas y el San Jacobo


Nuggets, pasta, San Jacobo, patatas fritas… ¿acaso no es hora de asumir que los niños pueden comer más cosas en los restaurantes? Afortunadamente, el creciente interés de los padres por inculcar hábitos de vida saludable y las nuevas técnicas para “enseñar a comer”, han dado lugar a comensales con paladares más desarrollados y mucho más abiertos a probar nuevos sabores


No hay una fórmula exacta para plantear un menú infantil, pero se pueden seguir algunas pautas que ayuden a los más pequeños a disfrutar la comida tanto como los padres:



- Presentaciones divertidas


No es necesario hacer obras de arte como las de la instagramer Little Miss Bento, pero siempre se pueden modificar las presentaciones habituales por otras más llamativas para los más pequeños. Las frutas, el arroz o las legumbres son ingredientes perfectos para recrear figuras divertidas y captar su atención.


- Sabores suaves 


De acuerdo, el toque de salsa Sriracha da mucha personalidad, pero los paladares de los niños no están hechos para sabores tan fuertes. Lo mejor es adaptar el plato original y ofrecer un menú infantil sin toques picantes ni sabores muy salados. Este método es también todo un acierto para la gestión del negocio, porque no supone un gasto extra.


- Pescados sin espinas y moluscos pequeños


Los mejillones o las navajas pueden provocar atragantamientos indeseados, al igual que las espinas del pescado. Es mejor hacer recetas con pescados como el lenguado, la merluza o el salmón ahumado, y evitar otros como los pescados azules, poco recomendados para los menores de 10 años


- Postres saludables


Los padres están más preocupados que nunca por el abuso de azúcares en la alimentación de los niños. Las frutas y el yogur pueden ser grandes aliados en la elaboración de postres saludables, aunque siempre se debe dejar opción a que los padres decidan sucumbir o no al habitual chocolate u otros caprichos en familia. Lo mejor es mostrarse flexible y atento a las preferencias de cada comensal.


- Degustaciones


Los niños están en plena fase de descubrimiento de sabores, así que no siempre es fácil dar con sus gustos. Las degustaciones de alimentos diferentes son perfectas para ellos, porque les permiten probar varios platos y entender la comida como una actividad divertida. Todo lo que ayude a los padres a encontrar un poco de paz y desconectar, será más que bienvenido.


- Mobiliario adaptado

No es necesario montar un parque infantil dentro del restaurante, pero mobiliario adaptado como tronas o asientos elevadores para que los niños lleguen bien a la mesa, son de agradecer. También se pueden adquirir platos y vasos de materiales más resistentes, cuyos diseños actuales pueden ir en la línea de aquellos destinados a los adultos.



Locales para adultos: una tendencia creciente


A medida que los bares y restaurantes se han ido especializando en un público u otro, ha surgido un nuevo debate sobre los establecimientos “para adultos”. Esta práctica está generando cierta polémica entre las familias, que consideran que va en contra de los derechos de los niños.


La realidad es que hay muchas personas que no quieren entrar a locales abarrotados de niños y buscan otro tipo de espacios. Aunque la mayor parte de hosteleros prefieren el modelo abierto para todo tipo de clientes y edades, la opción “solo adultos” es perfectamente válida y es interesante para captar una clientela muy específica.


Los hoteles, por ejemplo, llevan años trabajando de esta forma y no resulta extraño ver alojamientos especializados en familias o solo en adultos. La tendencia del sector de la hostelería es la segmentación, por lo que es muy probable que los bares y restaurantes se empiecen a centrar en públicos específicos en los próximos años. Solo el tiempo dirá si la clientela está dispuesta a asumir estos cambios o prefiere seguir el modelo habitual.

No es necesario hacer obras de arte en el plato, pero se pueden modificar las presentaciones habituales por otras más llamativas para atraer a los más pequeños

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.