Rentabilibar| Actualidad| Administra tu negocio| Asesoría legal y fiscal| Ley contra el desperdicio alimentario: cómo afectaría a tu restaurante

Ley contra el desperdicio alimentario: cómo afectaría a tu restaurante

Asesoría legal y fiscal

25-11-2021

Averigua qué obligaciones tendrán los hosteleros para luchar contra el desperdicio alimentario

La futura ley contra el desperdicio alimentario sigue su curso. Hasta el 1 de diciembre, el anteproyecto se encuentra en consulta pública, para que los interesados puedan remitir las sugerencias que consideren oportunas. Después, parece que esta norma entrará en vigor el 2 de enero de 2023

 

Por tanto, siempre y cuando se cumplan estos plazos, los establecimientos hosteleros dispondrán de poco más de un año para asegurarse de que cumplen con lo exigido por la norma. ¿Es suficiente tiempo? Veamos en qué consistiría esta reglamentación:

 

Obligaciones generales 

Los establecimientos de hostelería estarían sometidos a una serie de obligaciones generales, si finalmente sale adelante esta ley. En primer lugar, habrá que aplicar una jerarquía de prioridades, que, por encima de todo, se orienta a la prevención de las pérdidas y el desperdicio. Si eso no es posible, habrá que buscar otras fórmulas para utilizar lo que sobre en este orden:

 

  1. Uso en la alimentación humana

    Donaciones, por ejemplo. 

  2. Transformar los alimentos no vendidos en otros productos

    Como zumos y mermeladas.

  3. Uso como subproducto

    Para la transformación animal y la fabricación de piensos

  4. Uso como subproducto

    En otras industrias.

  5. Utilización para la obtención de compost agrícola

     

  6. Utilización para la producción de biogás

    U otros combustibles.

 

 

Es probable que estas obligaciones vengan acompañadas de diversos programas de las diferentes administraciones para sensibilizar, organizar y ofrecer ayudas en este campo.

 

Además, se exigirá por ley que los locales cuenten con infraestructuras adecuadas y el personal con la formación necesaria para minimizar las pérdidas en los procesos de manipulación, almacenamiento y transporte; que se garantice la cadena de frío; tener un plan de prevención para no desechar la comida que sobra; y, por último, medir e informar anualmente sobre la cuantificación de las pérdidas y el desperdicio alimentario

 

Lucha Desperdicio Alimentario

 

Obligaciones específicas para la hostelería

Además de las obligaciones que el establecimiento tenga como agente de la cadena alimentaria, tendrá otras específicamente ligadas a la hostelería. Entre ellas, hablamos de ofrecer al consumidor la posibilidad de llevarse, sin coste adicional, los alimentos no consumidos. Para ello, el establecimiento deberá ofrecerlo en forma visible, preferentemente en la carta o menú. Asimismo, se emplearán envases aptos para el uso alimentario, reutilizables, compostables o fácilmente reciclables y se admitirá también que el consumidor lleve sus propios envases, si guardan las condiciones adecuadas de higiene.

Otra de las obligaciones que contempla este anteproyecto de ley es promover un modelo de buenas prácticas junto a las administraciones públicas basado en estos puntos:

  • Incorporar alimentos frescos, de temporada, locales o ecológicos para reducir la huella ambiental y promocionar la economía de proximidad. No obstante, se prevé un régimen especial para los establecimientos que necesitan productos que no sean de cercanía para asegurar los servicios y la expectativa del consumidor.
  • Contar con menús flexibles que ofrezcan la posibilidad de escoger alimentos opcionales (como el pan, una guarnición, condimentos o raciones de distinto tamaño).
  • Fomentar la donación de alimentos con fines sociales, asegurándose de que los productos que se entregan tienen suficiente vida útil
  • Si se da el caso, presentar separados del resto, y rebajados de precio, productos con fecha de consumo preferente vencida.

 

Infracciones y sanciones

 

Habría tres tipos de infracciones contempladas en esta ley contra el desperdicio alimentario:

 

Las leves (no respetar la jerarquía de prioridades o no contar con un plan de prevención) podrían sancionarse con multas de hasta 6000 euros.

Las graves (como, por ejemplo, no donar o impedir mediante estipulaciones contractuales que se done) podrían sancionarse con multas de entre 6001 y 150 000 euros. 

Las muy graves consisten en reincidir en faltas graves en un plazo de dos años. Las multas podrían ir desde 150 001 euros hasta 1 000 000 de euros.


De momento, lo más importante es tener clara la filosofía y que tenemos un reto por delante. Es probable que muchas dudas se vayan concretando en los próximos meses a través de modificaciones en el texto que se apruebe o de desarrollos reglamentarios una vez entre en vigor. Además, hay que tener en cuenta otras futuras normas relacionadas que también están tramitándose, como el proyecto de ley de residuos.

"En primer lugar, habrá que aplicar una jerarquía de prioridades, que, por encima de todo, se orienta a la prevención de las pérdidas y el desperdicio"

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.