¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Home Actualidad Administra tu negocio Asesoría legal y fiscal Derecho de admisión, ¿cuándo y cómo lo puedo aplicar realmente?

Derecho de admisión, ¿cuándo y cómo lo puedo aplicar realmente?

Descubre cómo se aplica el derecho de admisión en España y cómo encontrar su regulación en tu comunidad


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Rentabilibar.

03-02-2022

Comprender el derecho de admisión es un deber básico para empresarios y trabajadores hosteleros porque permite desarrollar la actividad con normalidad. En este sentido, hay que partir de una premisa general: cualquier persona puede acceder a un establecimiento abierto al público.

 

La regulación del derecho de admisión

 

El derecho de admisión se regula a nivel nacional en un reglamento desarrollado a partir de la Ley Orgánica 4/2015. No obstante, cada comunidad ha venido aprobando sus propias normas. En los siguientes enlaces puedes consultar cada una de ellas:

 

 

Además, tanto en Ceuta como en Melilla y en las 17 autonomías pueden desarrollarse normativas incluso por ayuntamientos. Estas, lo que buscan es concretar detalles en determinados aspectos (como requisitos o trámites), pero sin contradecir lo que diga la ley superior correspondiente.

 

 

Cuándo usar el derecho de admisión

 

Como norma general, el derecho de admisión habilita al propietario de un local a impedir la entrada a una persona por no cumplir con las condiciones de acceso, o prohibir la entrada a una actividad hostelera determinada, como un banquete, si no se tiene invitación o acreditación para ello. También le posibilita a expulsar a alguien tras su entrada si no sigue las normas. Ahora bien, ¿qué normas?

 

derecho admision hosteleria

 

Aunque las condiciones para hacer uso del derecho de admisión varían en función del territorio, es habitual que podamos, como hosteleros, ejercer esta prerrogativa en los siguientes casos:

  • Actitudes violentas.
  • Superación del aforo máximo.
  • Superación de la hora de cierre.
  • Incumplimiento de los requisitos de edad mínima, según la normativa vigente que rija la actividad.
  • Exhibición de prendas, símbolos u objetos que inciten a la violencia, a la xenofobia o a la discriminación.
  • Portar armas y otros objetos susceptibles de ser utilizados como tales, salvo causas justificadas, como, por ejemplo, policías o escoltas en el desarrollo de sus funciones.
  • Consumo de drogas o sustancias estupefacientes.

 

 

Los límites del derecho de admisión

 

Las normas que regulan el derecho de admisión suelen expresarse en términos muy amplios. Sin embargo, sí es habitual encontrarnos con algunos límites.

 

Uno de ellos es la no discriminación. Es habitual y de sentido común agrupar aquí supuestos en los que no se puede hacer distinciones por razones de sexo, raza u orientación sexual.

 

Otro límite al derecho de admisión es la prohibición de la arbitrariedad. Significa que no podemos decidir, sin más, que no queremos que alguien entre en nuestro establecimiento o participe como usuario de la actividad que desarrollamos. En caso de conflicto, deberemos explicar un motivo justificado por el que lo impedimos. De hecho, vemos casos como el de la ley de la Comunidad de Madrid, en los que se indica expresamente que este tipo de comportamientos constituyen una infracción por la que nos pueden sancionar.

 

La objetividad es otro de los límites comunes. Así, vemos como la ley andaluza habla de “condiciones objetivas de admisión”. Por tanto, no debe relacionarse el derecho de admisión con las circunstancias de la persona, sino con necesidades de la actividad.

 

 

Instrucciones particulares

 

Además de las normas dictadas por las administraciones públicas, nosotros, como hosteleros, podremos proponer reglas para nuestro establecimiento. Deben respetar tanto los límites generales del derecho de admisión que marcan la Constitución Española y las leyes como todos los requisitos de los reglamentos de desarrollo. 

 

Aunque la regulación difiera de un territorio a otro, lo habitual es que, para que nuestras leyes sean válidas, estas condiciones cumplan ciertos pasos:

  1. Presentar una solicitud ante la autoridad autonómica correspondiente en la que, normalmente, piden ciertos documentos como las propias condiciones o el cartel.
  2. La Administración autorizará las condiciones y podrá aprobarlas
  3. Una vez superado ese punto, podremos exhibirlas y hacer uso del derecho de admisión conforme a ellas.
  4. Si, en algún momento, decidimos cambiar las condiciones, deberemos presentar una nueva solicitud, que tendrá que ser visada y aprobada de nuevo por la Administración.

La publicidad del derecho de admisión

 

Dado que el derecho de admisión debe ser ejercitado conforme a unas determinadas condiciones y que estas no han de traspasar ciertos límites, es necesario que sean públicas, de modo que el cliente sepa a qué atenerse. Para ello, existen varios sistemas que suelen emplearse simultáneamente. Por ejemplo: podemos poner carteles a la entrada de nuestro establecimiento, incluir esas condiciones en nuestra publicidad, o bien hacerlas visibles si realizamos actividades complementarias a la hostelería -un concierto, por ejemplo- y tenemos un punto de venta específico, como una taquilla. 



El derecho de admisión es una importante responsabilidad. Bien ejercido, ayudará a mantener la armonía de la actividad sin discriminar a nadie, y recuerda que su mal uso puede suponer importantes sanciones.

Además de las normas dictadas por las administraciones públicas, nosotros, como hosteleros, podremos proponer reglas para nuestro establecimiento

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.