Rentabilibar| Actualidad| Administra tu negocio| Asesoría legal y fiscal| Todo sobre los restaurantes 'adult only'

Todo sobre los restaurantes 'adult only'

Asesoría legal y fiscal

10-01-2022

Todo lo que debes considerar si quieres convertir tu establecimiento en un restaurante solo para adultos

El adult only es tendencia. Son cada vez más los bares y restaurantes que prohíben la entrada a niños, ni siquiera acompañados por adultos. Otros se lo están planteando. Pero lo cierto es que esta decisión tiene implicaciones tanto legales como estratégicas que no conviene tomar a la ligera.

Los aspectos legales del adult only

En principio, no podemos, sin razón alguna, impedir la entrada de menores por varias razones. Centrémonos en lo que dice la ley: por un lado, el artículo 14 de la Constitución Española establece la igualdad de todos ante la ley y, además, prohíbe la discriminación por cualquier condición o circunstancia personal, como sería en este caso la edad.

Por su parte, el artículo 20 garantiza a los niños la protección prevista en los tratados internacionales, como la Convención sobre los Derechos del Niño, que establece que en todas las medidas que se tomen y que afecten a los pequeños se considerará de forma primordial su interés superior.

En cualquier caso, la interpretación de esta protección del menor se debe realizar en los términos que señala el artículo 2.2 de la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor. En ella, hay muchos aspectos que hay que defender como, entre otros, los ligados a su desarrollo y necesidades.

En atención a ese marco, las normas autonómicas que regulan las actividades hosteleras establecen prohibiciones de acceso a menores. En especial, suelen restringir la entrada de menores en locales de ocio nocturno u otros establecimientos en los que se realizan determinadas actividades de juego o espectáculos que se consideran incompatibles con ese marco de protección a la infancia.

Pero más allá de estos supuestos, que se destinan, en todo caso, a la protección del menor, no es posible ampararse en el derecho de admisión. Suele establecerse en las leyes autonómicas que lo regulan que no puede ser discriminatorio ni arbitrario y que pretende evitar el acceso de personas violentas o molestas, pero no de niños.


Qué nos permite la ley

Si queremos recibir solo a adultos, tenemos varios mecanismos a nuestra disposición:

  • Publicitarnos como un local orientado al público adulto

    No nos permitirá impedir la entrada de menores, pero sí evitará que muchos padres o los propios niños quieran entrar en el establecimiento. 

  • Ofrecer servicios pensados para mayores de edad

    no evitará que algunos acudan acompañados de menores, pero lo normal es que sean pocos casos. En cualquier caso, debemos organizarnos para ofrecer un servicio compatible con las expectativas de nuestro público. Por ejemplo, podríamos, si disponemos de él, ofrecer un reservado para quienes, a pesar de nuestra oferta enfocada a mayores de edad, acude con niños.

  • Realizar actividades complementarias a la hostelera

    Siempre y cuando no sean indicadas para menores. Un espectáculo, por ejemplo. En ese caso, las normas sí nos permitirán impedir el acceso a niños.

 

Establecimiento Adultos Jovenes


Qué ganamos con un establecimiento para adultos

Al no necesitar productos para todos los públicos, podemos servir bebidas y alimentos más especializados. Al mismo tiempo, podemos aprender más rápido a manejar un género concreto. Ello, junto al volumen de aprovisionamientos, facilita unos costes más reducidos.

Por otro lado, la publicidad puede ir dirigida a un público mejor definido. Es más fácil lanzar acciones y contenidos que pretendan acercar a un consumidor que tiene posicionado el establecimiento en su mente de una forma más precisa. Asimismo, podemos pensar en formas alternativas de organizar el local (mobiliario, música o disposición de los diferentes ambientes) que no tiene que considerar obligatoriamente las necesidades de los niños. 

 

Existe un público que está dispuesto a pagar más por un establecimiento sin niños, que en su mente se asimila a un espacio tranquilo.

 



Qué perdemos con el adult only

También hay que pensar en que, optando por esta vía de negocio tan exclusiva, perdemos como hosteleros algunas oportunidades. Para empezar, los niños son un público insistente, capaz de elevar el ticket medio de sus acompañantes adultos, quienes, si son habituales, pueden dejar de acudir al establecimiento si no pueden entrar con sus hijos. En ese sentido, también hay clientes ocasionales que acudirían a nuestro local si pudieran entrar con menores.

Además, tu equipo pierde una gran oportunidad de aprendizaje. El trato con los niños es todo un reto que contribuye a adquirir conocimientos y destrezas que pueden aplicarse a otros públicos.

 

Algo a tener en cuenta en nuestro tiempo: la inclusividad es uno de los valores contemporáneos, y excluir a un determinado público puede generar un daño reputacional al establecimiento.



Cuándo compensa un establecimiento adult only

En todo caso, si crees que un bar o restaurante solo para adultos es tu opción diferencial de negocio, recuerda:

  • El adult only es algo más que colgar un cartel

    Si lo vamos a hacer solo para evitar la entrada de niños que incomoden de algún modo, recuerda que no podremos impedir legalmente su entrada.

  • Oportunidad interesante si planteamos toda nuestra estrategia para el público adulto

    En ese caso, si en nuestra actividad hostelera concreta la normativa no prohíbe el acceso de menores, debemos estudiar posibles medidas que faciliten la convivencia en los momentos en los que entra algún niño en nuestro establecimiento. Si hemos diseñado bien nuestros planes, estas situaciones deben darse pocas veces.

El asesoramiento legal y estratégico serán, en cualquier caso, nuestro mejor compañero de viaje para iniciar una aventura como establecimiento hostelero solo para adultos.

Esta decisión tiene implicaciones tanto legales como estratégicas que no conviene tomar a la ligera

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.