Convertir tu local en una oficina abierta: está funcionando

30 Oct 20 - 00:00

Adapta tu local y conviértelo en una oficina abierta

La transformación de locales en espacios de coworking es una alternativa que cada vez tiene más demanda

COMPARTIR

Hace unas décadas sorprendieron mucho los negocios híbridos, como las librerías que empezaron a poner cafés o las salas de exposiciones con bar. Durante los últimos meses y semanas ha proliferado, debido al coronavirus, otro tipo de negocio híbrido: la restauración convertida en espacio de teletrabajo que permite teletrabajar unas horas y salir a despejarse.


La necesidad: trabajar en casa o la oficina no siempre es una opción


No todos los trabajadores tienen la oportunidad de teletrabajar desde casa. Algunos carecen de una habitación libre o una infraestructura mínima para llevar a cabo su trabajo de forma adecuada. Las viviendas pequeñas, las mascotas o los niños pequeños pueden ser una fuente de distracción.


Al tiempo, no todo el mundo dispone de una oficina que cumpla las condiciones mínimas de seguridad en el trabajo. Muchos entornos laborales en España se ven incapaces de mantener una distancia mínima de seguridad entre personas debido a limitaciones de espacio. Hacía falta una solución.


La hostelería cede espacio al teletrabajo


Algunos locales de hostelería, principalmente cafeterías, están abriendo sus mesas desocupadas durante la mañana y habilitando con ellas puestos de teletrabajo desde los que escribir, programar, resolver incidencias o enviar correos electrónicos. Así se ha visto ya en algunas ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona, y el modelo podría extenderse por el resto de España.


El modelo de negocio puede variar, pero el mecanismo principal consiste en la cesión de un espacio determinado durante unas horas, con acceso a refrigerios, cafés o almuerzos según el local, así como a WiFi de alta velocidad para que los teletrabajadores puedan sacar adelante su trabajo.


Así, el local mantiene sus mesas activas durante ‘horas muertas’, como entre el desayuno y la comida, o la comida y la media tarde, y obtiene beneficio de esa ocupación. Al tiempo, el teletrabajador gana un entorno adaptado desde el cual poder trabajar o al cual irse unas horas al día para despejar la mente.


Algunas modalidades también ofrecen la posibilidad de comer en el local, incluyendo el menú dentro del precio del espacio alquilado, e incluso el suministro de cafés a lo largo de la mañana. Por descontado, la fórmula de negocio no es única, y hay muchas variaciones, como la posibilidad de ofrecer una fórmula de tipo take away en los menús diarios, de modo que el trabajador pase la mañana en el restaurante pero luego acuda a la vivienda a comer.


Los teletrabajadores demandan estos entornos


Llama la atención cómo los teletrabajadores se han acostumbrado rápidamente a estos entornos, especialmente gente de negocios (empresarios, gestores, etc); aunque hay que destacar que las ‘cafeterías workplace’ ya existían desde hace años, especialmente en países como Estados Unidos.


Allí es frecuente no solo acudir a trabajar a un local, sino que además lo consideran un lugar apropiado para realizar reuniones de empresa, especialmente para freelancers (autónomos) que carecen de una oficina formal.


En España ya destacan lugares como el Café Federal, en Valencia, que hace unas semanas solicitaba al ayuntamiento la ampliación de su terraza debido a un aumento de la demanda de mesas de un 30% por parte de teletrabajadores. Demanda que se espera vaya a más durante las próximas semanas.


¿Qué elementos se necesitan para atender a estos trabajadores?



Diseñar un workplace o una oficina remota no es tan elemental como poner una mesa y una silla. Es necesario que el local esté bien iluminado y que el mobiliario sea ergonómico y cómodo, por sentar unos mínimos de habitabilidad. Las sillas aptas serán necesarias para estos nuevos clientes.


En cuanto a accesorios, el más importante es la presencia de varios enchufes por mesa habilitada, ya que hoy en día el grueso de teletrabajadores tienen uno o dos ordenadores, algún móvil o tablet, y además pueden necesitar cargar elementos como el reloj o la pulsera de actividad.


A esto se suma un servicio indispensable como una red WiFi segura y de calidad con un ancho de banda suficiente como para poder soportar varias videoconferencias en paralelo o procesos de subida o descarga de archivos. Es una infraestructura que no se puede olvidar.


Además, en un entorno laboral siempre es recomendable ofrecer cerveza sin alcohol, como la Mahou 0,0 tostada, perfecta para acompañar sandwiches de pavo o queso a media mañana o comidas ligeras. También se pueden barajar posibilidades como promover desayunos asequibles, posibilidad de reuniones en local, café gratis con una cuota o cualquier otro modelo de negocio que agregue servicios añadidos, como pueda ser una zona apartada para realizar videoconferencias con tranquilidad.

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.