Ideas prácticas

09-05-2016

Take away o comida para llevar, ¿qué es?

Los hábitos de consumo están cambiando en nuestro país.

 

[1] Una razón para ampliar tu negocio

La comida para llevar ha ido rompiendo límites, incluso el de la comida casera. Unas lentejas o un cocido puedan estar buenos sin tener que cocinarlos en casa o comerlos a la mesa de un restaurante. Teniendo en cuenta la rapidez y la comodidad que supone el take away para los clientes, para ti debería ser la motivación perfecta para implantarlo en tu negocio.

 

[2] Una parcela económica que hará visible tus especialidades

Si algo caracteriza al take away es la comodidad, la rapidez y el precio. Esto es aplicable a ambas partes: tus clientes y a ti. Te brinda la posibilidad de vender con un gasto mínimo en personal y otros recursos como manteles, servilletas, cubiertos, etcétera. Eso repercute en el precio final al cliente que, si queda satisfecho, volverá y recomendará tu servicio a otros. ¿Su efecto? Tus ventas aumentarán.

 

[3] Una razón de bolsillo

El take away tiene una virtud: reduce la merma que supone tener que tirar comida. Tú sabes que en tu negocio las ciencias exactas no existen. Por eso, al preparar los menús, elaboras un poco más de todo. Es el único modo de dar el mejor servicio. Esta modalidad de venta te ayudará a minimizar el impacto negativo de esas raciones de más

 

[4] Cómo sacarle partido

Tienes que promocionar el servicio. No basta con colocar carteles o que habilites una pequeña zona de tienda para vender tus platos. Lograrás optimizar resultados si sois tú mismo y tu personal quienes os ocupáis de difundir esta diversificación del negocio; sobre todo si no tienes área de venta que hable por sí misma. Pasa a la acción e invita a tus clientes a que disfruten de tus platos en cualquier momento y ocasión.

 
 

[5] A mayor oferta, mayor demanda

Cuando decidas poner en marcha un servicio de take away no descartes la entrega a domicilio en tu área de influencia. Puedes crear tu propio servicio o contratarlo a una empresa especializada. ¡Piensa en las fiestas de cumpleaños, cenas familiares...! Esa posibilidad de cara a tus clientes te da ventaja estratégica: les demuestras que confías en tu cocina, que la logística de tu negocio está afianzada y que tu único interés es dar satisfacción a sus necesidades gastronómicas.

 

[6] Y solo queda la imagen

La clave de un buen servicio de take away es el aspecto visual de la comida una vez ha sido envasada. Ten presente que a los platos que envasas has de dedicarle el mismo mimo y cuidado a la hora de presentarlo que cuando lo sirves en mesa. Debes disponer de envases que optimicen el resultado final para que tus clientes queden tan satisfechos como si estuvieran en tu establecimiento.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.