Ideas prácticas

03-06-2021

Ideas de gestión de negocio a las que puedes sacarle mucho partido

Mejorar la hostelería es posible gracias a invertir en nuevos modelos de negocio compatibles

El negocio de la hostelería está en constante evolución. Ni era la misma hace una década, ni lo será a lo largo de la siguiente. Los hosteleros pueden hacer uso de nuevos modelos, sistemas y tecnologías que les permiten ahorrar tiempo y dinero, así como mejorar la atención al cliente gracias a liberar al personal de tareas repetitivas.


Repartirse el mercado del barrio


En un entorno de alta competitividad no es descabellada la idea de ‘repartirse los días en los que cerrar’ un local. Este modelo de colaboración entre hosteleros persigue no cerrar todos el mismo día, dejando la zona sin oferta y repleta de locales cerrados.


Plantear un calendario con aperturas y cierres podría ayudar a los clientes a identificar la zona como un espacio de ocio siempre disponible. Y, al tiempo, a evitar la competencia directa entre establecimientos o, al menos, minimizarla.


Especialización como modelo de negocio


A la hora de desarrollar un negocio próspero resulta conveniente diferenciarse de la competencia. La especialización en algo es en sí mismo un modelo de negocio, y ese algo puede ser un tipo de cocina regional, un ambiente especial, una forma de tratar con los clientes o un espectáculo.


Un caso muy sonado es el del famoso restaurante Avocado Love, ubicado en Madrid, que hace años supieron aprovechar todas las posibilidades del ingrediente de moda para lanzar -y triunfar- con su concepto de negocio. También lo hemos visto con otros casos más recientes, como el de Abuela Maragata, que hace poco nos comentaba cómo ha conseguido convencer al público madrileño con una opción de delivery nada convencional.


Bring your own food’ (trae tu comida)


En este modelo de negocio se permite al cliente llevar su propia comida desde fuera del establecimiento. Puede llevarla desde casa, recogerla en un restaurante take away o pedirla desde allí con un sistema delivery.


La clave de este tipo de negocios es permitir que el cliente traiga su comida y ofrecerle, a cambio de consumirla en estos espacios, complementos de mayor rendimiento económico, como bebidas o postres.


El cliente gana comodidad y puede mantener una dieta más ajustada a sus preferencias, mientras que el local aún puede seguir vendiendo los productos más rentables. 


El modelo de hostelería por suscripción


A través del modelo de hostelería por suscripción, el comensal abona una cuota mensual o anual para poder acudir todos los días a comer de menú al local o recibir la comida en casa.


MealPass, en San Francisco, fue uno de los primeros modelos de este negocio: los clientes abonan 99 dólares (unos 80 euros) y por 6 dólares (4,91 euros) pueden reservar el menú del día con un día de antelación.


Obviamente, estas cifras no son trasladables a España. Como con el modelo de buffet, calcular el abono mensual consistirá, en primera instancia, en estimar cuántos días acudirá; y después de un tiempo, en usar los datos recogidos.


Take away para cena en clientes que vengan a comer


El modelo de negocio del take away suele encontrar en el desplazamiento al local el máximo reto y coste. Pero este se reduce a cero si el cliente ya se encuentra en el establecimiento. Es por ello que la posibilidad de ofrecer descuentos para llevarse la cena a los comensales de mediodía puede ser buena idea.


Desde el punto de vista de la contabilidad, el descuento puede compensarse de varias formas: no es necesario desplazarse, la cocina ya está en funcionamiento y, además, se reduce el riesgo de marketing orientado a delivery.


Comida que entre por los ojos


A la hora de elegir local, hasta el 20% de los clientes se decantan por un local debido a las fotografías de sus perfiles sociales. Se trata de un porcentaje aparentemente bajo pero sin duda determinante, especialmente si somos el local que pierde a ese uno de cada cinco por no contar con fotografías agradables.


Esto implica tanto estilizar el local como mejorar la presentación de los platos. Y, por qué no, contratar a quien haga un book a las recetas del establecimiento, como por otra parte llevan haciendo décadas los locales de comida rápida y restaurantes de lujo. En los últimos años, restaurantes como Naked & Sated, Goiko Grill o Dirty Bones han sabido usar Instagram para vender su comida.

La especialización en algo es en sí mismo un modelo de negocio, y ese algo puede ser un tipo de cocina regional, un ambiente especial, una forma de tratar con los clientes o un espectáculo.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.