¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Home Actualidad Tendencias para hostelería Sostenibilidad Fomentar el reciclaje en la hostelería

Fomentar el reciclaje en la hostelería

Ecoembes, la organización encargada de la gestión de residuos de los contenedores amarillo y azul, busca acercar el reciclaje a la hostelería.


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Rentabilibar.

04-03-2020

Desde hace más de dos décadas, en los hogares españoles es muy habitual separar residuos y destinarlos a los contenedores verdes, amarillos o azules. Ha costado muchas campañas, mucha labor de concienciación y muchas iniciativas para convencer a la población de la utilidad del esfuerzo, pero se ha conseguido que este gesto esté instalado en las rutinas caseras. Ahora bien, ¿qué pasa con los residuos generados en la hostelería?


De media, cada persona genera en España  casi media tonelada de basura al año. Pero no toda se produce en el hogar, sino que una buena parte se queda en los bares, cafeterías y restaurantes. Con el objetivo de fomentar el reciclaje en el sector, Ecoembes ha puesto en marcha Ecohosteleros. Y ya cuenta con más de 15.000 locales asociados.



Ecoembes es la organización que gestiona los residuos que van a los contenedores amarillos y azules y, con el proyecto Ecohosteleros, quiere que esa rutina tan instaurada de separar plásticos, latas, bricks y cartones se implante también en las cocinas y barras de los bares y restaurantes españoles. El proyecto, por el momento, funciona en Andalucía, Cantabria, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y Asturias, pero el objetivo de la organización es extenderlo al resto de regiones del país.



"Aquí no se fía, pero sí se recicla"


Ecoembes ha lanzado esta iniciativa de la mano de Horeca, la asociación de hoteles, restaurantes y cafés, y cualquier establecimiento adherido a ella puede comenzar a formar parte de los Ecohosteleros.


La organización encargada de gestionar los residuos proporciona a los establecimientos que se suman a Ecohosteleros materiales, como papeleras y cubos de reciclaje. También les ofrece formación específica y les aporta una guía de barra, en la que se explica cómo separar los envases de forma correcta. Porque nunca está de más recordar que el contenedor amarillo está reservado para envases de plástico (incluidas las bandejas de poliestireno), los envases metálicos (como las latas, tapas de botes o aerosoles) y los bricks (de zumos, leche, caldo, vino, salsas…).


Por último, y quizá como detalle más curioso, los locales que se han adherido a este proyecto lucen orgullosos en la puerta de su local una pegatina que reza: “Aquí no se fía, pero sí se recicla”. Los clásicos refranes hosteleros también se actualizan a las demandas sociales del siglo XXI.


Los beneficios de reciclar


Según cifras de Ecoembes, en 2018 se recicló en España cerca de una tonelada y media de envases de plástico y cartón. Es decir, se evitó la emisión de más de un millón y medio de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Ahí es nada.          


El reciclaje es uno de esos ámbitos en los que cada detalle cuenta. Porque por cada seis latas y por cada seis botellas de plástico se compensan 10 minutos de emisión del tubo de escape de un automóvil.



Pero, en la hostelería, el reciclaje tiene también un beneficio corporativo. Es decir, en una época en la que las cuestiones medioambientales están instaladas en la agenda pública y social y en la que la preocupación por el cambio climático ha calado hondo, los clientes valoran que sus locales de confianza se tomen en serio algo tan relevante como el reciclaje. Y la pegatina de Ecohosteleros es un sello que así lo indica.


El camino hacia la sostenibilidad


El reciclaje de residuos, aunque importante, es solamente una de las patas de meta ansiada por muchos consumidores, empresas y productores: la sostenibilidad. Tres conceptos, las tres erres, la vertebran: reciclar, reducir y reutilizar. Y los tres son aplicables tanto a la vida cotidiana como a la hostelería.


Si bien queda aún mucho camino por recorrer hasta dar forma a una hostelería plenamente sostenible, hay varias acciones que, como hosteleros, se pueden llevar a cabo. Por ejemplo, reducir o eliminar los plásticos de un solo uso, que, además, quedarán prohibidos en 2021, según un acuerdo de la Unión Europea sellado a finales de 2018.


¿Cuáles son esos plásticos de un solo uso? Las pajitas que acompañan las bebidas, sin ir más lejos. Como hosteleros, si no se quiere dejar de contar con este producto, se puede optar por alternativas, como las pajitas fabricadas con materiales biodegradables o aquellas de aluminio o de bambú que, al igual que la cubertería, se pueden lavar en el lavavajillas y usar infinidad de veces.



Eliminar los vasos de plástico para llevar (o sustituirlos por otros de cartón) y deshacerse de los cubiertos y de los platos de un solo uso son otras medidas que se pueden tomar.


Pero los plásticos no son el único problema: el papel también lo es, por la deforestación o sobreproducción asociada a él. Por eso, son muchos los locales que optan por emplear servilletas de papel reciclado. O, directamente, por retomar las servilletas de tela.


Una oferta más sostenible


Si el objetivo es atraer a esa clientela especialmente concienciada con la ecología, la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, la oferta del local puede virar paulatinamente (o ampliarse) hacia ese segmento de la población. ¿Cuáles son sus demandas? Además del reciclaje de residuos y el uso de materiales biodegradables, se valora la inclusión de productos de temporada en las cartas, ya sean de tapas o menús.


También se reciben de buen grado los productos de la tierra, de proximidad o kilómetro cero, que minimizan la huella de carbono generada. Y, además, se valora especialmente la inclusión de opciones veganas y vegetarianas, para satisfacer al público que ha optado por eliminar la carne de su dieta.


El reciclaje es, de algún modo, la punta del iceberg de la sostenibilidad, que cuenta con múltiples aristas. Pero es un buen punto de partida. Y ese es el objetivo que persigue Ecohosteleros: ofrecer a la hostelería un ámbito en el que empezar. Al fin y al cabo, muchos hosteleros separan los residuos en los contenedores amarillo y azul en sus hogares. ¿Por qué no iban a hacerlo en sus locales, si son su segunda casa?


El reciclaje es, de algún modo, la punta del iceberg de la sostenibilidad, que cuenta con múltiples aristas. Pero es un buen punto de partida

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.