Ideas prácticas

17-06-2021

¿Qué es el drunch? Descubre la fórmula gastro de la temporada

La merienda-cena llega a los bares y restaurantes en un formato renovado y de aires muy exclusivos. ¿Sabes cómo sumarte a la tendencia del drunch?

A estas alturas no cabe duda de que la pandemia, además de poner las cosas bastante difíciles al mundo de la hostelería, también ha servido para la reinvención de muchos negocios. Una de las fórmulas que más ha triunfado en los últimos tiempos es el drunch, la versión tarde-noche del famoso brunch, que abre todo un abanico de posibilidades para el hostelero. ¿Conoces todas sus claves? Así es la fórmula gastronómica que cada vez conquista a más clientes en bares y restaurantes. 


¿Qué es el drunch?



El drunch no es otra cosa que la versión sofisticada de la merienda-cena (o dinner-lunch). Una adaptación a la tarde-noche del brunch, que ya utilizaba las palabras breakfast (desayuno) y lunch (comida) para referirse a un desayuno contundente, lleno de elaboraciones y con personalidad propia. En el caso del drunch, la protagonista es la palabra dinner (cena), que ya nos indica que la hora de esta fórmula empieza desde una merienda tardía -sobre las 19:00 horas- hasta el momento de la cena.


Con el drunch nos encontramos ante una tendencia que ya empezaba a hacer sus primeros atisbos en la era pre-pandemia, pero que ha ganado muchísima fama desde que llegaran las restricciones horarias a España. La búsqueda de planes alternativos y de los formatos de ocio con precios cerrados ha hecho que el drunch siga atrayendo clientes, aun cuando la mayor parte de negocios hosteleros han recuperado sus horarios de cena habituales. Pero, ¿en qué puede beneficiar al hostelero sumarse a esta tendencia?


Beneficios del drunch para los hosteleros


  • El drunch se puede vender como una experiencia en sí, lo que es ideal para comercializar con precio cerrado en formato de bonos regalo (tanto desde nuestro negocio como recurriendo a plataformas de compra por cupones).

  • El drunch tiene una duración relativamente larga (de unos 5 o 6 platos), tiempo suficiente para dejar que los comensales pidan unas dos o tres consumiciones. Si cobramos la bebida aparte, como viene siendo habitual, podemos generar bastantes beneficios para nuestro negocio.

  • Es también un formato ideal para reservas de grupos porque ofrece multitud de platos para compartir. A más comensales, más drunchs podremos vender y menos reservas se quedarán en el tintero.

  • Se trata de una adaptación de cena temprana, por lo que nos puede ayudar a ampliar bastante la hora del servicio. Podemos optar por ofrecer drunchs desde las 7 de la tarde a las 9 de la noche y, a continuación, dedicarnos en exclusiva a las cenas.

  • Su punto de sofisticación también es perfecto para recomendar a los clientes bebidas más especiales, desde una opción fresca como la ciderLa Prohibida para empezar la experiencia, hasta otros formatos más complejos como la serie Las Numeradas Cacao de Cervezas Alhambra, que de por sí se recomiendan tomar de tarde-noche. 


¿En qué consiste un drunch? 5 partes


Esta tan solo es una propuesta de drunch que hemos decidido desarrollar para orientar a los responsables de cocina a la hora de escoger un menú. No obstante, es importante saber que esta tendencia admite multitud de interpretaciones gastronómicas y que siempre podemos adaptar el drunch según las recetas que domine tu establecimiento, las preferencias locales o la rentabilidad de los platos. En este caso, te proponemos una secuencia de drunch en 5 pasos:



1. El aperitivo


Abrir el apetito es fundamental en un drunch, sobre todo cuando en nuestro país no somos de cenar antes de que se ponga el sol. Para este momento podemos basarnos en la oferta clásica de los bares para hacer eso de ‘abrir boca’, quizás con una tabla de quesos, una buena selección de encurtidos, un par de pintxos creativos o, simplemente, con un picoteo a base de frutos secos, untables como el el paté o la olivada y una pequeña selección de picos para acompañar.


2. Entrantes de temporada


En este paso podemos servirnos de las infinitas posibilidades de la huerta para sorprender a los comensales. Una parrillada de verduras, una ensalada creativa o unos pimientos de padrón, por ejemplo, son algunas de las opciones que podemos escoger. Ten en cuenta que todavía queda mucho drunch por delante, así que es importante considerar las cantidades para que todo el menú siga un ritmo equilibrado.


3. Pan, en todas sus formas


Esta opción tiene también diferentes interpretaciones. Podemos explorar las posibilidades de los tipos de pan, quizás a través de las infinitas variedades indias, los burritos o tacos mexicanos o, simplemente, con un sencillo wrap fresco y equilibrado. También son muy interesantes los sandwiches a modo de picoteo o los famosos panes bao, que desde hace años conquistan a los paladares con rellenos tan deliciosos como el pulled pork.


4. Carnes y pescados, como principal


El punto de sofisticación del drunch rescata toda la esencia de la cena clásica, sobre todo cuando nos encontramos antes el cuarto plato de la velada. Nuestra recomendación es que ofrezcas una buena carne a la parrilla o, bien, una que puedas acompañar con una rica salsa. También puedes darle un toque algo más moderno con una hamburguesa gourmet -como las que tanto éxito tienen últimamente-, pero no pierdas de vista la importancia de las cantidades. Si preferimos pescado, el salmón es también una alternativa que nunca falla y gusta tanto si lo preparamos a la plancha, como si lo ofrecemos ahumado o marinado con jengibre, lima y salsa de soja, al estilo asitático.


5. El postre y sus referencias


Ya que esto es una merienda-cena, ¿qué tal si hacemos una referencia a la comida de la tarde a través del postre? Podemos inspirarnos en las pastas que acompañan al té, en la bollería o en el clásico pan con chocolate de toda la vida para hacer nuevas elaboraciones. Aunque, si lo que buscamos es terminar con un punto de frescura, siempre podemos elegir las diferentes recetas de las tartas de queso, una crema de limón o un sorbete de frutas. 

Con el drunch nos encontramos ante una tendencia que ya empezaba a hacer sus primeros atisbos en la era pre-pandemia, pero que ha ganado muchísima fama desde que llegaran las restricciones horarias a España.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.