¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Home Actualidad Administra tu negocio Asesoría legal y fiscal Soy hostelero autónomo, ¿cómo me afecta la nueva ley?

Soy hostelero autónomo, ¿cómo me afecta la nueva ley?

Si eres autónomo te interesa saber cómo te afecta el nuevo sistema de cuotas de la ley de autónomos


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Paco Cruz, The FoodManager.

09-08-2022

Recién salida del horno, así está la nueva ley que cambia el sistema de cotización de los trabajadores autónomos en España. Casi la totalidad de los emprendedores y emprendedoras que estéis leyendo este artículo sois autónomos y así estáis explotando vuestros bares y restaurantes, ya sea mediante la figura del trabajador por cuenta propia tradicional que tiene su bar a su nombre o como sociedad mercantil, para cuya creación y administración es necesario que el hostelero esté dado de alta como autónomo societario.

Por lo tanto, este cambio en el sistema de cotización afecta a la práctica totalidad del sector y, por ello, queremos explicaros en qué consiste, qué cambia y qué implicaciones tiene.

¿Cuál es el punto de partida?

Según la exposición de motivos del Real Decreto-Ley 13/2022, la reforma del sistema de cotización de los trabajadores autónomos era necesaria y urgente por dos motivos. En primer lugar, con el sistema actual, el 80% de los autónomos están cotizando por la base mínima, independientemente de sus beneficios empresariales. El segundo motivo es que como esa base es la que marca el importe de las prestaciones a recibir de la Seguridad Social, nos encontramos en la realidad actual en la que, al jubilarse, dos de cada tres autónomos, reciben menos de 800 euros de pensión.

¿Qué cambia con esta nueva ley?

El cambio principal que introduce esta Ley es que la cotización de los autónomos (por lo tanto, también la cuota a pagar) depende de los beneficios reales que obtengan en su actividad empresarial. Quien más gana, cotiza más, y, consecuentemente, paga una cuota mayor a la Seguridad Social.

No olvidemos que la cuota de autónomos no es un impuesto, sino una prestación. Por así decirlo, estamos aportando dinero al sistema para estar más protegidos ante cualquier eventualidad y ante la jubilación.

¿Cómo se calcula el rendimiento neto?

La cuota a pagar por cada autónomo dependerá de sus resultados empresariales. A ese resultado se le llama “rendimiento neto” y esa cifra de resultado podéis encontrarla en vuestra declaración de la Renta (IRPF).

El rendimiento neto es la resta entre los ingresos del autónomo y los gastos deducibles en los que ha incurrido para desarrollar su actividad. Todo ello bajo los mismos parámetros que se usan en el IRPF.

¿Cómo sé la cuota que voy a pagar?

La Ley establece 15 tramos de cotización, dependiendo del rendimiento neto mensual del autónomo. Puedes consultar estos tramos y sus consiguientes cuotas aquí.

Con estos nuevos tramos, los autónomos con un beneficio de hasta 1300 euros mensuales pagarán menos cuota que antes y los que ganan más de 1700 pagarán una cuota mayor. Quedando los que ganan entre 1300 y 1700 euros igual que están actualmente.

Con este cambio, casi el 70% de los autónomos pagarán una cuota menor a la que pagan ahora.

Si quieres saber en qué tramo estarás en 2023, puedes hacerte una idea aproximada usando tu rendimiento neto de 2021 (lo tienes en tu Declaración de la Renta), sumándole a esa cantidad el importe de las cuotas de autónomos pagadas ese año. A ese importe, le restas la nueva deducción por gastos genéricos y ese resultado lo divides entre los 12 meses del año para hallar el tramo en el que estarías de acuerdo con tu último rendimiento neto consolidado, el de 2021.

¿Qué tiene que hacer el autónomo de cara al nuevo sistema de cotización?

Antes de final de año, el autónomo comunicará a la Seguridad Social su rendimiento neto previsto para 2023. En base a ese rendimiento, se le asignará uno de esos 15 tramos, que conllevan su correspondiente base de cotización y su cuota a pagar.

Los nuevos trabajadores autónomos que se den de alta en la Seguridad Social durante los próximos años también tendrán que hacer esta comunicación.

¿Qué sucede si me equivoco en mi estimación del rendimiento neto?

El sistema contempla el hecho de que los ingresos de un autónomo pueden ser irregulares a lo largo de un año. También, que a la hora de comenzar a cotizar se puede elegir el tramo de cotización incorrecto, ya sea por haber realizado una previsión demasiado optimista de ingresos o por tener mejores resultados de los previstos.

Por ello, el autónomo puede cambiar de tramo de cotización hasta seis veces durante el año, con el objetivo de ir ajustando su cuota a pagar a la realidad de su negocio.

Además, cuando el autónomo presente la Declaración de la Renta en la primavera de 2024, se procederá a la consolidación del rendimiento neto de 2023 y se regularizarán las cuotas. De esta manera, si un autónomo ha pagado cuota por encima del tramo que le correspondía se le devolverá el importe sobrecotizado y, si pagó menos, tendrá que ingresar en la Seguridad Social la diferencia. Como veis, es un sistema muy parecido al actual del IRPF.

¿Qué es la deducción por gastos genéricos?

La nueva Ley da por hecho que siempre hay una cantidad de gastos imputables a la actividad que el autónomo acaba no declarando y que hacen que lo que figura en su IRPF como rendimiento neto no se ajuste a la realidad económica del trabajador por cuenta propia.

Estamos hablando de tickets que no se piden, facturas que se pierden o gastos en los que el autónomo incurre pero que no están a su nombre y que, por lo tanto, no se puede deducir.

Por ello, la nueva ley crea una deducción por gastos genéricos que rebaja el rendimiento neto un 7% de manera automática con el objetivo de ajustarse más fielmente a la realidad del autónomo. En el caso de que estemos hablando de un autónomo societario, esa deducción es del 3% del rendimiento neto.

¿Cuándo entra en vigor este cambio en las cotizaciones?

El cambio en el sistema será gradual a lo largo de nueve años, marcando la Ley actual las cotizaciones de los tres primeros. La fecha elegida para la entrada en vigor de este nuevo sistema es el 1 de enero de 2023.

¿Este cambio en el sistema de cotización es aplicable a los autónomos societarios?

Sí, este cambio en el sistema que hace que la cotización de los trabajadores por cuenta propia se ajuste al beneficio real obtenido también es aplicable a los autónomos societarios.

 

En resumen, es un nuevo sistema adaptado a las características de cada autónomo que premiará, más si cabe, la buena gestión administrativa de nuestros bares y restaurantes.Con una mejor gestión, el rendimiento neto declarado, sobre todo por la parte de los gastos, se ajustará más a la realidad y esa buena gestión administrativa nos hará pagar menos IVA, menos IRPF y menos cuota de autónomos.

 

 

Como siempre, ante cualquier cambio, os tendremos informados.

¡Feliz y rentable quincena, amigos hosteleros!

El nuevo sistema de cuotas premiará la buena gestión de nuestros negocios.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.