¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Home Actualidad Administra tu negocio Gestión económica y financiera Te explicamos todo sobre las propinas con tarjeta de crédito

Te explicamos todo sobre las propinas con tarjeta de crédito

Te lo contamos todo sobre las propinas con tarjeta de crédito


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Rentabilibar.

13-04-2022

Los hábitos de los clientes han cambiado en los últimos años, aumentando los pagos con tarjeta de crédito en nuestros restaurantes desde la crisis de 2008.  Con la pandemia, esta tendencia se ha agudizado, también por el miedo a usar el efectivo en todo tipo de transacciones de nuestra economía.

 

Si nos fijamos en las estadísticas del Banco de España, las operaciones realizadas con tarjeta de crédito se han doblado con respecto a 2016. Seis mil millones de operaciones en tarjeta de crédito se realizan en España al año, que suponen un importe de casi doscientos mil millones de euros. Esto lo estamos notando en nuestros bares y restaurantes a diario y, con esto, ha llegado un gran problema.

 

Al haber menos pagos en efectivo, las propinas son menores. Esto se debe a que culturalmente nuestros clientes están menos acostumbrados a dejar propinas con la tarjeta.

 

Antes de nada, debemos aclarar que las propinas, aunque socialmente estén aceptadas, se encuentran en un limbo legal, ya que deberían ser consideradas como parte de la retribución de los empleados. De hecho, el artículo 76 del Real Decreto del Reglamento del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, las cita expresamente.

 

  • ¿Qué pasaba con las propinas antes de la pandemia?

    Las propinas en efectivo siempre se han repartido entre la plantilla. Habitualmente, sin la intermediación del empresario. El «bote» se repartía cada semana entre el equipo dependiendo de la jornada realizada por cada empleado.

    Las propinas en tarjeta eran menos comunes, pero, cuando existían, se solía cometer el error de sacar de la caja el importe de la propina y meterlo en el bote.

     

    Caja Registradora S
  • ¿Qué riesgos corremos con esa práctica?

    El problema es que, en ese caso, el empresario es el que paga la comisión por el importe de la operación (cuenta más propina), con lo que ya le conlleva un gasto bancario mayor.

    Además, estamos convirtiendo un dinero que pasa por el banco y que será declarado como venta al limbo legal que son las propinas.

    Por lo tanto, el problema de transformar las propinas de tarjeta en metálico para el bote es doble: aumento de comisiones bancarias y riesgo de declarar más ventas de las reales y, por lo tanto, pagar más impuestos.  Además del problema operativo diario de que el arqueo de caja diario no cuadre, con los quebraderos de cabeza que ello conlleva.

  • ¿Cómo debemos cobrar la propina con tarjeta?

    Ante tanto riesgo, muchos restaurantes han decidido no aceptar propinas con tarjeta pero, si nos estás leyendo y quieres saber cómo hacerlo, te damos las claves:

    1. La propina está considerada como una donación del cliente al trabajador en la que no interviene de manera alguna el empresario.  Por lo tanto, no se pueden considerar como parte del salario pero sí que deben estar incluidas en la nómina, ya que el empleado debe tributar por ellas en su Declaración de la Renta como rendimientos del trabajo. 

    2. Por ello, el deber del empresario es el de retenerla e ingresarla a los trabajadores, obligación que, como decíamos antes, figura en el artículo 76 del reglamento del IRPF.

    3. La propina recaudada en tarjeta por el empresario deberá ser incluida en la nómina del trabajador como retribución extrasalarial.

    Propina Post Covid S

Por lo tanto, la obligación del hostelero que cobra esa propina al cliente es la de, mensualmente, incluirla en la nómina de sus empleados como retribución extrasalarial. En sentido estricto, dicho sistema debería de ser obligatorio también para las propinas en metálico, aunque no esté extendido su uso.


Esto nos obliga a una mayor comunicación con nuestra gestoría. Lo ideal sería que, a finales de mes, facilitásemos a nuestra gestoría un resumen con las incidencias en cuanto a cobros por parte de nuestros empleados, como los adelantos, y unir a esa comunicación el importe total de propinas a repartir en las nóminas y cuánto le corresponde a cada empleado.

De esta manera y como os hemos mencionado anteriormente, la gestoría incluirá estas propinas en las nóminas como retribución extrasalarial.


Con este proceso, te aseguras de cumplir los requisitos necesarios para distribuir legalmente las propinas de tu bar o restaurante.

Al haber menos pagos en efectivo, las propinas son menores.

Fuentes:

Banco de España

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.