¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Home Actualidad Administra tu negocio Operaciones Tendencias que marcarán el servicio de los bares y restaurantes en 2022

Tendencias que marcarán el servicio de los bares y restaurantes en 2022

Descubre las tendencias que marcarán el servicio de los bares y restaurantes en 2022


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Rentabilibar.

24-02-2022

Vivimos en tiempos hiperconectados para lo bueno y lo malo. Eso significa que los errores tienen altavoces a través de las redes sociales, pero también los aciertos. Del boca a oreja hemos pasado a las reseñas digitales y son muchas, si atendemos a cualquier perfil como Tripadvisor o FourSquare, donde la protesta por el servicio es capaz de arruinar el conjunto de la experiencia.

 

  • Todos formamos parte de la sala

    Con el término «sala» no nos referimos solo a restaurantes de postín y con estrellas Michelin —que también, porque la guía francesa va a empezar a premiar en nuestro país directamente el servicio de sala—, sino a todo lo que sucede desde que un cliente entra por la puerta hasta que se va del establecimiento. En este sentido, la cara visible de la sala y del servicio es el camarero, para que nos entendamos y sin miedo a la palabra. Sala es lo que el cliente va a ver en todo momento; entre medias, tendrá una cerveza en la mano, disfrutará de una tapa o se sentará a comer, pero el servicio es omnipresente.


    Puerta Servicio S
  • Rentabilizar cada segundo que nos eligen

    La sala y el servicio tienen un carácter diferenciador en cualquier local, capaces de hacer, por ejemplo, más llevadera la espera de una cocina que tarda más de la cuenta, la ausencia de algún producto —sin importar que sea barra o mesa— o simplemente prestar atención a detalles como que la música está muy alta, que hay una puerta abierta que deja entrar la corriente o que las copas de una mesa están vacías. 

    Ser buen camarero es una tendencia al alza y lo es porque parte del sector ha dicho basta a los horarios, muy a menudo abusivos, en la hostelería. No se salva el que está detrás de la barra ni el que está detrás de la cocina, pero la cara visible no puede ser un profesional hastiado o mal remunerado que está ejerciendo de embajador de nuestra casa. La prueba está en que centros de estudios como el Basque Culinary Center ya incluyen cursos de formación en Sala, señal de que el valor del buen camarero se aprecia cada vez más.

  • Un coste a tener en cuenta

    La alta rotación de profesionales es una pérdida de tiempo y, por tanto, un coste. Quizá no apreciable a corto plazo, pero sí una realidad vigente en cuanto a aprendizaje y al famoso know-how. Suena a palabro, pero si tenemos que formar a un camarero cada dos meses por las razones que sean, vamos a estar perdiendo tiempo y dinero.

  • Cercanía no es informalidad

    El usted puede estar pasado de moda y el tuteo ser habitual en la hostelería. En ese sentido, no hay problemas en ser educado en el tuteo. La informalidad llega con la falta de atención al cliente, con las distracciones con elementos como el teléfono móvil, con desconocer lo que tenemos en carta, con tardar en marchar las bebidas o con alargar una sobremesa porque no le llevamos la cuenta. Todo momento que un cliente esté de manos vacías en nuestro local será un momento en que dejamos de ganar dinero.

  • Una inversión rentable

    Seamos bar, restaurante, cafetería o cualquier tipo de establecimiento hostelero hemos de tener claro que la competencia es muy fuerte, y más después del par de años que hemos pasado. La sala es el talón de Aquiles de muchos negocios, a veces dando demasiada importancia a otras partidas como puede ser cocina, marketing, diseño y luego infravalorando la importancia del servicio. De poco o nada sirve tener un local precioso o a un chef estelar si sus platos llegan fríos o si somos incapaces de gestionar los espacios.

  • Competir con el domicilio

    Vivimos en tiempos marcados por el delivery y por la sobreinformación. Esto significa que, si hemos conseguido que un cliente cruce nuestra puerta, el estándar de calidad debe estar alto. Cuando, sobre todo en las grandes ciudades, vivimos anegados de propuestas de comida a domicilio, debemos procurar que, cuando conseguimos atraer a un cliente a nuestro local, realmente se sienta como en casa para que nos compense dar un servicio físico.

    Nadie va a pagar por un servicio físico si el trato es malo y además tiene la alternativa a mano en un delivery o un take away. En tiempos impersonalizados donde un rider nos trae la cena a casa, importándonos poco quién o cómo es, el factor físico en un local debe ser diferencial.


    Delivery S
  • El camarero embajador

    La mayoría de vosotros y vosotras seréis propietarios de un negocio, estéis en cocina o en barra, y sentís vuestro local como vuestra propia casa. En cualquier sector es conveniente que el trabajador realmente se sienta uno más y que no esté de paso. Si esto lo trasladamos a la hostelería y la cacareada «atención al cliente», ¿qué más atención al cliente podemos encontrar que el que nos sirve una cerveza en una barra?

Sala es lo que el cliente va a ver en todo momento; entre medias, tendrá una cerveza en la mano, disfrutará de una tapa o se sentará a comer, pero el servicio es omnipresente.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.