Utilidades

30-12-2019

Mantenimiento de los grifos de cerveza

Un grifo de cerveza es un complejo mecanismo y, para que funcione a la perfección, es importante ofrecerle un mantenimiento sencillo, pero muy eficaz.

El grifo de cerveza es un pilar de cualquier bar; es la vía que conecta el barril y la copa; es un mecanismo que cualquier barista maneja a la perfección, pues en su buena relación con él está el éxito del tiraje de sus cañas. Pero, más allá de la parte más visible, un grifo de cerveza es un sistema complejo, un engranaje que, para funcionar a la perfección, necesita de un mantenimiento sencillo, pero constante. Así pues, ¿cuáles son las claves para mantener en buen estado el grifo (o los grifos) de cerveza de un bar o restaurante? 


Vaya por delante que, ante cualquier problema que se intuya como complejo, el servicio técnico de Mahou-San Miguel estará disponible para ofrecer una solución. Pero hay trucos y consejos que se deben conocer, y que sirven para disminuir las posibilidades de sufrir una avería importante.Igual que es fundamental estar familiarizado con las partes del grifo para tirar la cerveza como un auténtico maestro, será esencial conocer las piezas que lo componen para atajar problemas. Un buen punto de partida para comenzar a entender el funcionamiento del grifo es aquello que observamos a simple vista.



La parte más visible del grifo


Por un lado, el grifo es algo así como una carta de presentación del local. Porque muestra la variedad de cervezas del bar y, también, porque genera una primera impresión en el cliente. Por eso, se recomienda mantener en perfecto estado la columna del grifo: limpia (brillante, a poder ser) y, si cuenta con iluminación, con ella encendida.


Además, y aunque pueda pasar desapercibida a ojos del cliente, la bandeja o seno del grifo es otra pieza fundamental. En ella se aclaran las copas, pero también se vierte la espuma sobrante y la cerveza que se deja correr unos segundos antes de llenar la copa (uno de los consejos de los maestros para servir la caña perfecta). La acumulación de cerveza y su tránsito constante pueden acumular bacterias, así que se debe limpiar esta parte con frecuencia, empleando productos no abrasivos y agua caliente.


Por ese mismo motivo, los expertos aconsejan limpiar a diario el caño del grifo, una zona fundamental: es la que traslada la cerveza directamente a la copa. El consejo, según Antonio Vázquez, del servicio técnico de Mahou-San Miguel, es verter agua de una tetera en el grifo, como explica en este vídeo.



Más allá del grifo


Coloquialmente, se llama grifo a la parte con la que más se trabaja, que es, a la vez, la que más se ve. Pero también forman parte del grifo elementos como el enfriador y el condensador. El enfriador, como su nombre indica, es el responsable de que la cerveza se mantenga fría y, para que cumpla su función correctamente, debe estar siempre enchufado.


Como explica Antonio Vázquez, el enfriador cuenta, a su vez, con una suerte de radiador, el condensador. La zona que lo rodea no se debe obstruir con elementos del bar, ya sean cajas, sillas, utensilios de limpieza o barriles.



Además, el enfriador es una de las piezas que primero debemos revisar cuando algo no vaya bien. Es decir, si la cerveza sale caliente, un problema común y que puede arruinar una jornada en el local, puede deberse a que la zona del enfriador esté obstruida. O, también, a que el condensador esté sucio: en ese caso, conviene limpiarlo con ayuda de un cepillo.


Tanto si se presenta un problema a la hora de servir la cerveza como por mera rutina de mantenimiento, se debe prestar atención a la botella de CO2, otra pieza fundamental del engranaje. Cuando el indicador con el que cuenta, algo así como una brújula, roce la zona roja, significa que la botella se habrá agotado y que tiene que cambiarse por una nueva.



Este recipiente de CO2 es otro de los elementos que hay que revisar cuando surja un problema. Puede ocurrir que no salga cerveza del grifo. Y puede ser por una cuestión tan sencilla como que la botella de gas se haya agotado. Antes de llamar al servicio técnico, que ofrece un mantenimiento preventivo de todas las piezas cada tres o cuatro meses, se pueden revisar estos elementos. Puede que la solución al problema esté ahí.


Las cuestiones más técnicas


Igual que ocurre, por ejemplo, con los muebles, los sistemas de servicio de la cerveza cuentan con piezas más pequeñas, a veces desconocidas, que son fundamentales para que el mecanismo funcione a la perfección. Es el caso de la junta de nylon que une el acoplamiento y el manorreductor de la botella. Y que, para evitar fugas de CO2 y sus correspondientes sustos, debe estar siempre en su sitio.



Algo parecido ocurre, también, con la junta de acoplamiento, situada en la cabeza del barril. Hay que vigilarla al cambiarlo (una cuestión que merece ser tratada en otro capítulo) para evitar que se desprenda. En ese caso, el servicio técnico deberá reponerla y, hasta entonces, se puede emplear la antigua de manera provisional, tal y como explica Antonio en este vídeo, donde también subraya la importancia de levantar la palanca del cabezal del barril al cerrar el local.



Hoy en día, cuando se habla constantemente de la experiencia del cliente en el local y de cómo prácticamente cada detalle influye en ella, el mantenimiento del grifo en perfecto estado se perfila como una cuestión clave. Para que la cerveza llegue a la copa del consumidor tal y como merecen ambos. Pero, también, para que los hosteleros conserven sus instalaciones en perfecto estado de revista, invirtiendo en ellas el tiempo y los recursos económicos justos y necesarios.


En cualquier caso, y para cuestiones de mayor calado, como puede ser la rotura del termostato (lo que provocaría la creación de placas de hielo, que impedirían que cerveza llegase al grifo), es esencial acudir al servicio técnico de Mahou-San Miguel, que pondrá al servicio de los baristas todo su conocimiento y recursos para solucionar el problema con la mayor celeridad posible. ¿Conocías estos sencillos pero efectivos trucos para cuidar y mimar tus grifos de cerveza?


El grifo de cerveza es algo así como la carta de presentación del local. Por eso, se recomienda mantener el perfecto estado aquello que se ve, pero también la parte menos visible

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.