Ideas prácticas

12-03-2019

Gastos generales de un restaurante

Conoce todos los gastos generales de un bar o restaurante. Te damos los detalles de cuáles son y la fórmula mágica para controlarlos



La correcta administración de un restaurante permite acrecentar sus ganancias y disminuir costos, garantizando estabilidad en el funcionamiento y la creación de una marca propia.
 
Es necesario que primero realices una profunda evaluación de los gastos generales de un restaurante, disposición de recursos y objetivos deseados. Tener un panorama amplio de la situación de estos factores te permitirá desarrollar y diseñar nuevas estrategias de producción, venta, marketing y aplicación de técnicas que te garantizarán mejores resultados en el funcionamiento y obtención de ganancias.


 

¿Qué gastos se deben afrontar?

 
El gasto más significativo es sin duda el alquiler o renta del local comercial elegido, aunque el mismo puede variar y apreciarse de acuerdo al lugar de ubicación o tamaño. A los montos de alquiler, que pueden oscilar entre los € 500 a 1500, tienes que agregar los valores correspondientes a los impuestos de la propiedad, impuestos públicos y licencias habilitantes.
 
Más allá de la diferencia monetaria que exista, la ubicación del local es muy importante a la hora de abrir cualquier restaurante. Los centros urbanos poseen gran afluencia de turistas y personas que realizan trámites diversos durante todo el año, en contraposición con lugares periféricos que sólo tienen visita en temporadas cortas, esto determina que la primera opción sea la más rentable.
 
Es un hecho que para poner en marcha la actividad, tendrás que armar un buen equipo de personas identificadas con su labor y con el mismo objetivo que tú. Los costos de mano de obra incluyen el pago a todos los empleados del restaurante, es decir, servidores, equipo de cocina, administración y en algunos casos encargados de los servicios de reparto a domicilio.
 
Es aconsejable que el gasto destinado al pago de empleados se encuentre por debajo del % 30, ya que un incremento del mismo importaría realizar recortes en otros sectores. Cuando la demanda y afluencia de clientes aumenta en forma exponencial puede hacerse una excepción y obviar esta regla, pero en épocas de temporada baja se debe proceder del modo contrario.


 
Te aconsejamos mantener los costos de bienes vendidos por debajo de un tercio de tus ingresos totales, es decir, deberás usar principalmente los productos próximos a su vencimiento, plantear un listado de menús que contemplen ingredientes similares, eliminar de la carta aquellas bandejas que no se vendan con frecuencia e instruir a tus empleados para que realicen una adecuada racionalización de los ingredientes, evitando la producción excesiva de desperdicios.
 
Trata de reemplazar el papel, tinta e insumos de librería que se utilizan en los servicios administrativos. Al invertir en tecnología no sólo lograras minimizar el gasto de los productos convencionales, sino también, le imprimirás un toque moderno e innovador a tu local comercial.
 
Cuando se piensa en gastos generales de un restaurante, también se debe contemplar la incorporación del marketing digital. Debes destinar al menos un % 15 de la ganancia total a generar publicidad en distintos medios, en especial en redes sociales, ya que son plataformas que generan más tráfico calificado, permite interactuar con los clientes y conocer sus gustos para generar estadísticas. 
 
 

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.