¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Home Actualidad Mejora tus ventas Fidelizar clientes Entrevista al bar de toda la vida, que nos habla del reencuentro con sus clientes

Entrevista al bar de toda la vida, que nos habla del reencuentro con sus clientes

Esos locales que acumulan décadas de vida y que permanecen inalterables pese al paso del tiempo siguen subiendo la persiana a diario para reencontrarse con su fiel parroquia. Charlamos con Bodegas Casas, uno de esos espacios centenarios de Madrid, sobre el trato con sus clientes en el nuevo escenario pandémico


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Rentabilibar.

26-01-2022

Antes de la pandemia, todos teníamos nuestro bar de cabecera. Ese en el que se empieza un domingo de vermú torero, en el que se celebra los jueves que el fin de semana asoma sus orejas y al que se acude los lunes para sobrellevar mejor el casi siempre arduo inicio de semana.

Nuestro bar de toda la vida, a fin de cuentas -con un lugar predilecto en nuestra memoria y nuestra ruta habitual- no es uno cualquiera, sino que debe cumplir estos requisitos:

 

  1. Está en nuestro barrio

    Entiéndase “barrio” como zona próxima a nuestra vivienda o aquel en el que desarrollamos nuestra vida social y cuyo mapa de bares podríamos trazar en la palma de la mano.

  2. Escapa a las tendencias

    Nuestro bar de toda la vida, si bien suele incorporar novedades periódicamente, no tiene por qué ser el sitio de moda, pero es que no es eso lo que buscamos en él. Acudimos allí para encontrarnos con una carta y una parroquia que permanece inalterable con el paso del tiempo y en la que se reúne un puñado de especialidades.

  3. Es nuestra zona de confort hostelera

    ¿Un bar en el que te llaman por tu nombre y donde saben cómo te gusta exactamente el café, la caña o el vermú? No hay lugar a dudas: es tu bar de cabecera, el de toda la vida. O mejor dicho: el de toda tu vida.

 

Bodegas Casas


Esos locales de toda la vida también están sufriendo el golpe de la pandemia, pero siguen ahí: subiendo la persiana cada día desde que las leyes se lo permiten. ¿Cómo han vivido estos locales el reencuentro con su clientela? ¿Qué ha cambiado en sus parroquianos en estos casi dos años? Charlamos sobre ello con Julián Romero, gerente de Bodegas Casas.

Este bar madrileño, situado muy cerca de El Retiro (avenida Ciudad de Barcelona, 23), se precia de servir desde 1923 el mejor vermut de la capital. Un espacio acogedor, con solera, con elementos decorativos únicos (las barricas presiden el establecimiento, con permiso de los grifos de vermut y de su alargada barra) que, nada más entrar, nos transmite, efectivamente, la sensación de 'bar de toda la vida'.

Grupos más pequeños, pero el trato de siempre

“Desde la reapertura, es cierto que los grupos son algo más pequeños, pero el trato con los clientes es el de siempre, bueno”, resume Julián. “En cuanto a cambios en la clientela, lo cierto es que no hemos detectado muchos, se han adaptado bien a todas las fases”, sostiene, en referencia a los cambios de normativa ligados a los aforos, horarios de apertura y demás cuestiones.

Bodegas Casas Vermu


A ojos de este gerente, lo que hace que un establecimiento sea uno de esos bares de toda la vida “es la solera, la clientela y que no se cambien los productos”. En el caso de Bodegas Casas, “nuestra especialidad es el vermú, que gusta mucho, y las conservas, que son también la seña de identidad de la casa”, según apunta Romero.


Un perfil más joven

Tras la reapertura, y en este nuevo escenario de cambios constantes, el equipo de Bodegas Casas sí ha detectado un cambio significativo: “El perfil de los nuevos clientes es algo más joven, por eso hemos ampliado nuestra gama de productos y hemos incorporado opciones algo más asequibles”. En este sentido, y junto a la cuestión económica, esta clásica bodega de la capital ha apostado por apoyarse en las redes sociales (su perfil de Instagram se inauguró en diciembre de 2020) para conquistar a ese público más joven.

Bodegas Casas Portada


“Los clientes habituales, los de toda la vida, siguen viniendo y suelen ser de la zona, aunque también nos visitan de todo Madrid. En cualquier caso, vuelven con ilusión. Por ejemplo, tras una cuarentena: se nota que la gente tiene ganas de bajar al bar”, analiza Julián.

En un nuevo escenario en el que la situación (especialmente con la llegada de nuevas variantes como ómicron) cambia en apenas 15 días, el bar de toda la vida tiene que adaptarse a los constantes cambios de normativas y restricciones para seguir contando con los clientes -también- de toda la vida… y aquellos nuevos que hacen de locales como Bodegas Casas su espacio hostelero de referencia.

Imágenes | Facebook de Bodegas Casas 

Desde la reapertura, los grupos son algo más pequeños y el perfil de los nuevos clientes es algo más joven, pero el trato con ellos es el de siempre: bueno.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.