Ideas prácticas

11-03-2019

Los mejores aperitivos y recetas veganas

Conoce de primera mano toda la información necesaria para preparar aperitivos perfectos para las personas veganas

 

Es imprescindible que el personal de tu cocina y tus camareros entiendan perfectamente qué significa el veganismo para poder ofrecer a esta nueva y exigente clientela un producto adecuado a sus hábitos de vida.




En primer lugar, sería un error confundir vegano con vegetariano. Aunque detrás de ambos tipos de consumidor pudiera haber motivaciones éticas o medioambientales similares, los veganos no solo se fijan en lo que consumen sino en la explotación animal que haya podido intervenir para la elaboración de cada plato e ingrediente.

Es decir, que igual que un vegano no usaría ropa de lana extraída de esquilar una oveja, tampoco comería queso de oveja, leche de vaca, huevas de esturión, etcétera. Independientemente de que el animal no haya sido sacrificado en el proceso, no están de acuerdo con la explotación animal de ningún tipo y solo podrás ofrecerles productos, terrestres o marítimos, exclusivamente vegetales.
Por tanto, y estos son detalles que podrían olvidarse fácilmente, si usas un gelificante para tus aperitivos veganos o postres, este también deberá ser de origen vegetal. Si usas caldos para tus consomés, deben ser estrictamente vegetales. Y no, tampoco puedes usar pastillas saborizantes de origen animal para esos caldos, aunque todos sabemos que seguramente haces los caldos y salsas de modo mucho más artesano.

Sin embargo, no todo van a ser restricciones y malas noticias. El veganismo ha impulsado la imaginación en la cocina y, además de forzar a los cocineros a forzarse para conseguir sabores similares u ofrecer una carta con propuestas veganas aceptables, todos hemos aprendido algo más de nutrición y sobre cómo hacer trampantojos divertidos.

En cualquier caso, te recomendamos dar vistosidad a tus propuestas y mezclar los típicos chips de patatas y otras verduras fritas y crujientes, con el sabroso guacamole o el contundente humus, que puedes presentar en distintos colores si lo has elaborado usando remolacha o espinacas. Una propuesta perfecta para tomar con un vino blanco fresco.



Si vas a hacer empanadillas rellenas de pisto, o algo similar, recuerda que no puedes dorarlas con huevo. Para darles ese aspecto dorado y sabroso, puedes usar una mezcla de maicena, azafrán y sal disueltos en agua fría.

Con tofu y setas, y otros ingredientes que aporten cuerpo y sabor al producto final, podrás sustituir la carne en una gran cantidad de platos veganos, por ejemplo, minihamburguesas que tomar con un vino tinto joven. Si combinas bien patata, agar agar, pimiento choricero y otras especias, serás capaz incluso de ofrecer choricitos más o menos picantes que casi estarán pidiendo una cerveza bien fría. Estos trampantojos son muy interesantes para que nuestros clientes se sientan cómodos y se diviertan comiendo.

Es importante que estas variaciones de la cocina normal las destaques en la carta, de modo que tu cliente no tenga que preguntar constantemente cómo es que tal o cuál cosa no lleva ningún producto de origen animal. Del mismo modo, tus camareros, que están en contacto directo con el cliente, deben poder responder con facilidad a las mismas preguntas y, sobre todo, debes procurar que sepan y entiendan que satisfacer la preocupación de ese cliente no es una pérdida de tiempo sino, al contrario, una inversión en fidelidad.

 

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.