Ideas prácticas

Vasos para cerveza, ¿cuáles son los mejores para cada tipo?

La elección del vaso es fundamental para saborear una cerveza.


La cerveza es una bebida singular y cada vez somos más los amantes de este néctar de dioses. La tomamos a la hora de compartir con los amigos, al llegar a casa después de un día intenso de trabajo, la apreciamos a la hora de comer o cenar, bien sea en casa o disfrutandola en un restaurante; por cierto, cada vez son más los locales que ofrecen cenas maridadas con cerveza, un auténtico lujo para los sentidos. De hecho cada vez más, los amantes de la buena mesa, acompañan sus menús con cerveza en detrimento del vino.
Pero la pregunta que queremos hacer es, ¿dónde tomamos la cerveza? , directamente del botellín o le damos la importancia que realmente tiene el emplear un vaso u otro, dependiendo del tipo de cerveza elegida. Seguramente cuando tomamos un vino no lo hacemos directamente de la botella, elegimos cada copa para cada variedad.
Tan pronto como escanciamos  la cerveza en el vaso correspondiente, al impactar en el vidrio, su aroma, color  y sabor evolucionan para ofrecernos sus mejores matices, sintonizando así todos sus componentes.
Aparecen matices primarios y secundarios, que se vuelven más pronunciados, los colores evolucionan desde el brillante más luminoso al tenue más opaco y el disfrute de la cerveza pasa a formar parte de una liturgia donde se le da al producto el lugar que le corresponde.
Un  vaso elegido correctamente  puede hacer que la cerveza conserve mucho más tiempo la espuma, que mantenga más tiempo la temperatura óptima de consumo, también favorece la permanencia del gas añadido y como no,  que los olores lleguen más rápido o más despacio a nuestro olfato, o  que se aprecie mejor  el brillo y color de la cerveza.
Por eso el famoso refrán que dice: “Un vaso para cada cerveza y una cerveza para cada vaso”
Podemos encontrar en el mercado una extensa gama de ellos como pueden ser vasos finos, altos, de boca más o menos ancha, de cristal grueso.
Para ayudarte en la elección de tu recipiente de servicio te vamos a indicar los vasos y copas más significativos:

Dentro de la variedad de las pintas las podemos clasificar entre la Pinta imperial  de 568 ml. o la Pinta Americana de 473 ml. de capacidad. Los vasos tipo pinta favorecen la formación de una espuma consistente y permiten apreciar las características del líquido.

La Pinta irlandesa
es uno de los vasos más utilizados en los Pubs ingleses e irlandeses para servir cualquier tipo de Ale británica, Porter o Stout y que su forma permite la formación de una espuma cremosa. Ideal para cervezas tipo Irish Stout, Dry Stout, Irish Ale.

La Pinta Inglesa o Nonic
tiene una ligera ondulación en la parte superior. Para cervezas tipo Brow Ale, Golden Ale, Belgian Pale.


Pinta Americana - Cerveza All Day Ipa Founders.


Jarras

Podemos encontrar desde las más comunes de cristal a las más exquisitas jarras de porcelana. También su capacidad oscila entre los 25 cl. y los dos litros.
Tiene la forma de una gran taza con asa que impide que el calor de la mano caliente la cerveza. Está diseñada para cervezas tiradas  de sabor suaves, livianos y  refrescantes tipo pilsen.
Para añadirles dureza, se moldean con una capa exterior de cristal a modo de mosaico. Este diseño es el más tradicional. La jarra tipo Seidel es una jarra alemana de cristal, mientras que un Stein es una jarra de cerámica que suele tener tapa, pero no produce ningún beneficio a la cerveza. El uso de la tapa se remonta a la peste negra para evitar que las moscas cayesen a ella, pero se ha mantenido como elemento decorativo. Las jarras son ideales para cervezas de grifo de Mahou, San Miguel o  Warsteiner.


Jarra de cristal


La copa Sniffer
es perfecta para poder agitar la cerveza de forma circular, permitiendo así que esta desprenda todo su aroma. Es especial para cervezas tipo American Strong Ale, Old Ale, Stout. También es recomendada para tomar una Cerveza Casimiro Mahou Ale. o una San Miguel Selecta
La copa Trappist o cáliz es un tipo de copa de boca muy ancha, gruesa y con una base fuerte, perfecta para cervezas intensas y muy aromáticas ya que los aromas aparecen sobre la superficie y se oxigenan fácilmente. Su forma permite la creación de una capa de espuma de unos 2 centímetros de altura por encima del borde de la copa, que a su vez crea una corriente de burbujas, permitiendo apreciar todas las virtudes de la cerveza.
Es adecuada para cervezas intensas y aromáticas como las Ale belgas trapenses y de abadia del estilo IPA, Belgian Strong, Dark Ale. Son unas copas perfectas para servir cervezas como Blanche, Blonde y Double Ambreé de Grimbergen o Mahou Negra.

Copa Cáliz Grimbergen


El vaso Tumbler o Tulipa es ideal para beber de forma continuada, gracias a su boca ancha permite disfrutar de los aromas intensos. Especial para cervezas tipo Ale belgas y francesas, Belgian Ale y Greuze. Pero es la opción más recomendable para cervezas lager extras dado que su boca ayuda a dirigir el líquido a la parte trasera de la lengua potenciando la intensidad de la malta. Con este vaso puedes servir  una Mahou Barrica Original, Alhambra Reserva 1925 o Alhambra Reserva Roja.

Las copas o vasos de flauta se usan para cervezas muy carbonatadas y afrutadas. Por su diseño ayudan a mantener la espuma, permitiendo la aparición de los aromas y de matices de color.
Tiene forma alargada y estrecha, recordando la tradicional copa de champán pero más corta. Garantiza que no se disipe con rapidez la carbonatación. Es adecuada para cervezas como Mahou Mixta.

El vaso Pokal o vaso Pilsen

Por su formato estilizado en la base y el ensanchamiento en la parte superior, alto, delgado y cónico, en forma de trompeta, no deja escapar la carbonatación y se aprecian mejor la claridad y los colores. Manteniendo al mismo tiempo la retención de su espuma. Este vaso es el indicado para apreciar la calidad, el brillo y la espuma de una buena cerveza, por lo que se recomienda utilizarlo para beber cervezas cristalinas como las pilsners y lager europeas. El vaso Pilsen es perfecto para tomar una Mahou.


 

Vaso Pilsen


El vaso Weizen


Es ideal para tomar una cerveza de trigo porque “Weizen” significa trigo en alemán. Tiene forma alargada lo que permite disfrutar de todo el color de estos tipos de cerveza. Con su forma y tamaño se consigue atrapar todo el aroma  que emerge de las cervezas de trigo. La mayoría  de los vasos weizen suelen ser de 500 ml con variaciones mínimas tanto con más capacidad como con menos. Este tipo de vaso es ideal para tomar una König  o una Casimiro Trigo.


Gama casemiro  HR copia.jpg
El vaso Weizen (primera por la derecha) es ideal para una Casimiro de trigo 

El vaso Thistle


Es un tipo de copa en forma de tulipa, con forma redondeada en su base,  estilizándose a partir de ella y abriéndose en boca a modo de flor, con pie para sujetar y no calentar el líquido. Para cervezas tipo Scottish Ale, o Belgian Ale. El vaso Thistle favorece la formación de una espuma consistente y permite apreciar las características del líquido, aunque este vaso no lo utilizamos para ninguna de nuestras cervezas.


Para concluir te animamos a adentrarte no solo en el mundo de la cerveza. La propuesta es conocer además de las cervezas, qué vajilla es la adecuada para cada una de ellas, con lo que se consigue un servicio que marca la diferencia frente a la competencia. De esta forma tus clientes podrán disfrutar más de su próxima cerveza.
 

Un vaso para cada cerveza y una cerveza para cada vaso

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.