Ideas prácticas

Propiedades de la cerveza Mahou Maestra Dunkel: información básica

Su sabor, su crema, su burbuja o los aros que deja la cerveza en la copa. Todos son signos inequívocos de una caña servida con maestría. La Mahou Maestra Dunkel también tiene una serie de pautas que el camarero debe conocer al servirla.

Es cierto que hay cañas y cañas. Basta con ser un aficionado para saber que hay cervezas que son una delicia y otras que no son tanto. La forma de servirla es clave para que la caña ante la que nos encontremos sea de 10. Ahí el papel protagonista lo tiene el camarero que, además de servirla, debe conocer todas las claves para saciar la curiosidad de los consumidores.

mahou maestra dunkel

Lo primero que debemos tener presente es la temperatura a la que debe servirse la cerveza. Ésta debe rondar los 6-8 grados. Es interesante servirla en una copa con forma de tulipa, es decir, con un cuerpo ancho que se va estrechando en su parte superior. Permite que se forme una capa de crema, a la vez que proyecta y potencia los aromas y sabores.

Se puede incitar al cliente a que aprecie, ya copa en mano, la combinación de sus tres maltas tostadas y los sutiles aromas que emanan del lúpulo. Estamos ante una cerveza opaca y oscura. Anima al cliente a que lo pruebe y experimente ese sabor tostado tan característico (y casi indescriptible) y el suave amargor al probarla.

Ahora vamos a acompañarlo con platos


mahou maestra dunkel


Una de las grandes bazas de una cerveza Mahou Maestra Dunkel viene cuando la maridamos con platos. Es cierto que la cerveza, en general, es una compañera fabulosa para acompañar a distintas carnes. Pero no es menos cierto que la materia prima con la que acompañemos a esa cerveza también influye en el sabor final.

Por ejemplo, una pechuga de pollo, un salchichón de cerdo o unas chuletas de cordero pueden ser buenas opciones para la cerveza en general. Pero Mahou Maestra Dunkel tiene una serie de requisitos que hacen que el sabor sea más potente.

Por ello, depende de lo que busquemos, pero viene genial su asociación con carnes asadas a la parrilla. Los sabores caramelizados hacen una combinación muy particular en boca. Si por el contrario apostamos por hamburguesas puede incentivar su sabor.

También es importante el sazonamiento. Como norma general, para un sazonamiento fuerte escogeremos cervezas oscuras y de mayor cuerpo. por ejemplo, Mahou Maestra Dunkel acompaña genial a costillas con salsa de barbacoa, pues se potencia su toque ahumado.

En general, las parrilladas van bien para cervezas así, de buen cuerpo, ricas en malta y lo suficientemente amargas como para emparejarse con los sabores ahumados de las carnes asadas al carbón. No lo olvides.

También con los postres, aunque te sorprenda

Otra opción es esperar a los postres. Sí, por extraño que pueda parecer a algunos comensales, hay cervezas que maridan a la perfección para la parte final de la comida. Cuando pensamos en una bebida para acompañar un postre se nos viene a la cabeza licores o vinos dulces.

Sin embargo, la cerveza y los postres se llevan muy bien. Por ejemplo, para Mahou Maestra Dunkel los postres con chocolate negro y fresas maridan a la perfección con nuestra extra lager negra.

Curiosidades para los consumidores más “preguntones”


mahou maestra dunkel


¿Quieres sorprender a tu cliente con tus conocimientos sobre la Mahou Maestra Dunkel? Recuérdale que debe remontarse a 1908 para conocer sus orígenes, en una cerveza que se inspiró en la clásica larger marrón de Munich.

Hablábamos de la importancia de la malta en su composición. Concretamente cuenta con una triple malta que en el proceso de cocción aporta un amargor suave y ligero ahumado. Cerca del 90% de su contenido es malta Munich, con un mayor tueste.

También cuenta con una malta pilsen que, en su caso, es poco tostada y permite construir el cuerpo y la textura de la cerveza. Por último hay una pequeña proporción de malta color, más tostada, que es la que determina el color negro. En boca aporta notas a café y a chocolate. Y complementa, también, con notas más complejas a frutas pasas.

Pero una buena cerveza no es nada sin el lúpulo. En la Mahou Maestra Dunkel es un ingrediente importante, pues es quien la dota de amargor, frescor y aroma. Y no menos importante es el agua, que aporta minerales y la levadura. Sin entrar en detalles, conviene decir que la cepa mantiene intacta su pureza y aporta el inconfundible sabor a Maestra Dunkel.

Por tanto, es importante ver el resultado, una cerveza con un color negro café, aspecto brillante y con una espuma densa y muy consistente que funciona como tapa reteniendo los aromas y evitando el contacto con el aire. Hace así que el sabor sea inconfundible hasta el último sorbo.

“El papel protagonista lo tiene el camarero que, además de servir la cerveza, debe conocer todas las claves para saciar la curiosidad de los consumidores”.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.