¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Home Actualidad Tendencias para hostelería Gastronomía Resumen de tendencias gastronómicas para el 2020

Resumen de tendencias gastronómicas para el 2020

La vuelta a lo tradicional y la sostenibilidad marcarán la gastronomía de 2020 para cubrir las necesidades de un público cada vez más exigente.


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Rentabilibar.

02-01-2020

Se acerca el final de 2019 y con él se cierran muchas experiencias y anécdotas tras las barra. Este ha sido un año donde el interés por la gastronomía ha ido creciendo, el comensal ha ido más allá de la comida, buscando nuevas vivencias y abriendo su mente a nuevos sabores. El sector hostelero ha sabido estar a la altura ofreciendo una gastronomía diferenciada y cuidando otros aspectos como la decoración de los espacios y dándole un lugar preferente las cartas de bebidas que han aportado un valor añadido a los alimentos y a la socialización en la mesa. 

 

El 2020 es el momento de ir un paso más allá y presentar nuevas propuestas. Las tendencias gastronómicas para el año que entra tienen en cuenta las necesidades de un público heterogéneo y cada vez más exigente. Los cambios en el estilo de vida más trepidante darán paso a una pausa para reflexionar sobre el origen y la calidad de los productos e impulsar la dieta mediterránea, con rutinas más saludables y sostenibles, que marcarán la gastronomía.

 

Más cocina local y tradicional

 

 

Tras el 'boom' de la vanguardia de años anteriores donde menos es más, llega la vuelta a las recetas tradicionales y los productos de cercanía. Esta nostalgia llevará la cocina de las madres y abuelas a las cartas de los restaurantes con un toque de interpretación personal por parte de los cocineros.

 

Volverán los sabores de antaño, buscando la identidad y las raíces de la cocina propia de cada zona. Con ello, el profesional de hostelería tendrá que recurrir a los proveedores de cercanía y productos de kilómetro cero que han quedado relegados por la llegada de otros más exóticos. Con grandes dosis de creatividad los platos de la infancia se convertirán en imprescindibles bocados en las cartas de los establecimientos.

 

¡Verduras al poder!

 

 

El movimiento vegano será una tendencia que traspasará las motivaciones éticas para convertirse para el gran público en otra forma de disfrutar comiendo. Las recetas con frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, etc., suponen todo un reto para el paladar del cliente y de los profesionales. Los restaurantes plantearán recetas llenas de sabor y color, que además tendrán una filosofía saludable tan demandada hoy en día por un público que apuesta por cuidarse sin renunciar a comer fuera.

 

Los productores están trabajando para llevar al mercado nuevas opciones que complementen la oferta actual, con verduras cultivadas para ser las auténticas protagonistas de los platos. Dentro de la verdura destacarán aquellas presentadas en crudo que darán un nuevo giro a la típica ensalada que no volverá a ser vista con los mismos ojos después de 2020.

 

Desayunar, el nuevo 'afterwork'

 

 

Si el ‘afterwork’ fue tendencia y lo seguirá siendo entre semana, los grandes desayunos llegan para quedarse. El ‘brunch’ fue imponiéndose tímidamente en 2019 para dar paso a una filosofía del desayuno como momento ideal para compartir y reunirse con familia, amigos y compañeros de trabajo.

 

Desayunos que se alargan hasta el aperitivo y en el que se introducen comidas saladas, e incluso cócteles, que se celebran al aire libre después de alguna actividad en grupo.Hosteleros y baristas deberán actualizarse con nuevas opciones innovadoras que amplíen la competencia. Sigue la línea de un estilo de vida saludable y más social que caracterizará al año que entra.

 

Revolución en la sala

 

 

El valor de un restaurante estará también fuera de los fogones. El resto de profesionales de sala darán paso al camarero “todoterreno”, preparado para cantar los platos, tirar perfectas cervezas, aconsejar vinos... Todo manteniendo un trato cercano e informal.

 

En 2020 más que nunca se encargarán de atraer al cliente más allá de una buena cocina, que ha acaparado todo el protagonismo en los últimos años. Serán ellos los que guíen a los clientes a través de otra tendencia, los maridajes, no sólo los tradicionales con vino sino que también para cualquier tipo de bebida cuyo sabor y aroma están hechos para ser ensamblados con los matices de un plato o tapa. La formación constante de estos profesionales de sala será fundamental para alcanzar las metas del año. 

 

Marchando una de sostenibilidad

 

 

Los principios de sostenibilidad tendrán gran importancia en todas las etapas del producto, desde su producción pasando por su cocina y su presentación. También del propio establecimiento, a quienes se les exigirá más responsabilidad medioambiental en los procesos y elaboraciones.

 

Las decoraciones orgánicas tan vistas durante el año que termina van a materializarse en un fuerte compromiso con la naturaleza que empieza por la reducción de plásticos de un solo uso y evitar el desperdicio de comida. En hostelería, las cifras de comida aprovechable que se tira son muy elevadas.

 

Son muchas las medidas que se pueden tomar desde un restaurante para contribuir a la causa: seleccionar productos de cercanía, separar residuos y reciclar, reducir emisiones de vehículos en los transportes... Aquellos empresarios que muestren su sensibilidad ante estos temas habrán ganado la complicidad de sus clientes.

 

Preparados para el 'take away'

 

 

Ofrecer comida y bebida para llevar a casa será uno de los puntos importantes para la agenda de los hosteleros en los próximos meses. No tener tiempo para cocinar o comer en el trabajo son situaciones habituales que crean unas demandas que todo bar o restaurante tiene que cubrir para no quedarse atrás. No solo se trata de “envolver” comida, sino de crear una selección de platos y bebidas que vayan a conservar todo su sabor, temperatura y textura si se transporta en unos recipientes adecuados.

 

No hay que subestimar al ‘take away’, aunque no sea el principal objetivo del negocio. La personalidad y calidad del restaurante debe mantenerse en este tipo de pedidos, puesto que un cliente satisfecho será o seguirá siendo un cliente que acuda al establecimiento a sentarse a comer, y lo recomiende. Es una oportunidad para contar fuera lo que pueden encontrar y mostrar preocupación por las necesidades del comensal, esté donde esté,

 

No solo comer

 

 

El interés por las experiencias gastronómicas ha sido uno de los impulsores del sector. El comensal busca nuevas emociones y conocimientos. Quiere complementar una comida con algún tipo de actividad transversal que aporte un valor añadido.

 

Catas, conciertos, charlas, exposiciones artísticas, actuaciones, talleres, juegos... absolutamente todo lo que pueda acompañar a una comida o una cena aumentará el interés de los clientes que demandan de comer fuera sea una actividad de ocio y cultura más. Se necesita la colaboración y coordinación de profesionales del sector para crear productos completos y nuevas propuestas

 

El diseño, el mejor escaparate

 

 

Cada vez es más difícil diferenciarse entre una oferta gastronómica tan grande y tan variada como la que se ha formado con el boom de los últimos tiempos. Tener personalidad propia es un valor en alza, determinante para que finalmente el cliente escoja una u otra opción. Para transmitirlo es esencial tener un diseño que se ajuste a lo que el restaurante quiere contar. El cliente valora una imagen profesional y cuidada.

 

Contar con una bonita imagen de marca que colocar en servilletas, posavasos, y demás, marcará la diferencia. El diseño juega un importante papel en los pedidos ‘take away’. En ellos se busca la comodidad y la calidad, pero también trasladar la experiencia del restaurante a otro sitio, y puede conseguirse con un empaquetado bien diseñado y de calidad.

Los principios de sostenibilidad tendrán gran importancia en todas las etapas del producto, desde su producción pasando por su cocina y su presentación

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.