Ideas prácticas

10-09-2021

Regreso a la oficina y al menú del día

La vuelta al trabajo presencial puede reportar multitud de beneficios a la hostelería. ¿Trabajas ya en tu menú del día? Te explicamos por qué debes ofrecerlo.

Septiembre se ha caracterizado siempre por ser el mes de los regresos, de la vuelta a la rutina y de los nuevos retos. Una rentrée que este año cobra más sentido que nunca en el ámbito de muchas oficinas, que han retomado la actividad presencial desde que el inicio de la pandemia obligara a los trabajadores a realizar su labor desde casa. 


Este retorno a los puestos de trabajo habituales es también una estupenda noticia para el mundo de la hostelería, que en multitud de ocasiones ha estado ligada al día a día de muchos oficinistas. Desde el bar que recibe todas las mañanas a los trabajadores que apuran el último café antes de comenzar su jornada, hasta los restaurantes que sirven todos los días el menús del día -para tomar allí o para llevar- o los establecimientos que ofrecen las mejores cañas de after work, perfectas para culminar un largo día en la oficina…


Todos estos y muchos más son modelos de negocio que alcanzaron a ver cómo una parte de su nicho de mercado desaparecía y que, ahora, deben aprovechar la oportunidad más que nunca. ¿Cómo lo pueden conseguir? La clave sigue estando en un formato gastro de lo más habitual que nunca pasa de moda: el menú del día.


Rentabilizar los menús del día, la clave del éxito


Hace tiempo que el menú del día ha dejado de ser solo la clásica sucesión de platos. Si bien muchos trabajadores no pueden vivir sin su pausa habitual para ir al restaurante y disfrutar primero, segundo, bebida, postre y café; hay otros para los que el tiempo es oro y prefieren formatos más sencillos, como un bocadillo con bebida, unos noodles para llevar o una opción saludable y ligera, como una ensalada al gusto o un sencillo poké.


En un período en el que el mercado apunta hacia la inflación de precios, la rentabilidad se va a convertir en una cuestión fundamental para poder sacarle todo el partido al menús, sea cual sea su formato. En este sentido, hay que partir de la base de que la clientela media está dispuesta a pagar de entre 9 y 15 euros por un menú completo y entre 6 y 12 por medio menú o una opción más sencilla. 


A pesar de que el aumento del IPC puede ser una excusa para jugar con los márgenes y establecer precios más altos (que es hacia donde parece ir el mercado), no debemos perder nunca de vista la importancia de la viabilidad económica. Para esto, podemos poner en prácticas varios protocolos que afectan directamente al menú del día:



  1. Escandallo, siempre: en cuestión de viabilidad de un negocio, la información es poder. Y, desde luego, este cálculo nos puede hacer ahorrar muchos costes y amortizar todo lo que invirtamos en la elaboración de menús del día. En la sección de formaciones de Rentabilibar contamos con una guía completa y detallada que nos enseñará cómo realizarlo paso a paso.
  2. Conocer a nuestra clientela. No es lo mismo el perfil de una clientela executive, que por regla general suele ser más exigente a nivel gastronómico y asume precios más altos; que los estudiantes en prácticas de una empresa, que tienden más hacia formatos sencillos y sin variación de precio. Esta premisa también afecta a la ubicación de nuestro establecimiento, puesto que no es lo mismo estar situados en medio de un área financiera que en un polígono industrial.
  3. Nunca perder de vista las opciones take away y deliveryLas alternativas para llevar tienen muy buena acogida, pero también suponen un gasto extra para nuestro establecimiento, bien por el precio de los envases o por el de trabajar con proveedores de reparto. Debemos tenerlo en cuenta a la hora de ajustar los precios o buscar alternativas más creativas, como invitar a los clientes a que traigan su propio tupper.
  4. Ahorra en gastos de cocina con formatos de negocio ‘hazlo tú mismo’. Para los trabajadores que van con prisas, los negocios que permiten seleccionar los ingredientes al momento son muy interesantes, como ocurre con los establecimientos de ensaladas al gusto o de poké bowls. No exigen tanto trabajo y disponibilidad en cocina, permiten asumir un importante número de clientes y suelen fidelizar.


Ideas que puedes aplicar en tu menú del día


Por supuesto que cada menú del día puede ser tan variopinto como elija cada restaurante, siempre y cuando entre dentro de sus márgenes. Sin embargo, hay ciertas tendencias que hoy en día valoran mucho los trabajadores que pasan sus jornadas en oficinas, que son muy interesantes de destacar.



  • Opciones saludables: el menú del día es, ante todo, la comida habitual de muchas personas que se preocupan por tener una alimentación equilibrada. Esto no tiene por qué mermar nuestra creatividad. Al contrario, es una oportunidad para jugar con nuevos sabores e ingredientes, como hace la cadena Naked&Sated. Si tu menú se compone de varios platos para elegir, lo mejor es que procures que un 50% de ellos sean saludables, con opciones como parrilladas de verduras, tartar de salmón o platos combinados más ‘verdes’.
  • Cocina internacional: los platos de cocina árabe, italiana, asiática o latina se han integrado por completo en la oferta de muchos bares y restaurantes que trabajan con menú del día, especialmente en aquellos que se orientan más a formatos take away. Una inspiración que surge de la comida callejera que podemos encontrar en multitud de países y que, capitales como Londres, París o Madrid, han sabido integrar en su oferta. ¿Algunas ideas que podamos aplicar? El famoso ceviche peruano, el sushi japonés, los baos y empanadillas de China, las porciones de pizza italianas o los bureks de queso de Turquía y Croacia.
  • Platos caseros: los cocidos de siempre, los estofados, los arroces o las croquetas que saben ‘a casa’ son también un perfecto aliado para nuestro establecimiento. Son las clase de platos con los que cualquiera disfrutaría, sobre todo si no ha tenido tiempo de prepararlo en casa. Una apuesta segura para atraer a trabajadores de oficina. 


Qué más podemos hacer para que los trabajadores escojan nuestro establecimiento



Más allá del menú y la oferta gastronómica, hay multitud de formas de hacer que todas esas personas que han vuelto a sus puestos de trabajo presenciales consuman en tu local. Apunta estas ideas:


Tickets restaurante


Completamente obligatorios si nuestro segmento de clientela son las oficinas de los alrededores. No es nada complicado integrar su oferta con los proveedores de este tipo de tickets y van a ser todo un pretexto para que los trabajadores escojan tu local. En tus manos está determinar si te interesa dar el cambio en dinero o solo ceñirte a los tickets. No obstante, nuestra recomendación es que seas lo más flexible posible para no perder clientela.


Métodos de fidelización


La fidelización es importantísima cuando tratamos con personas que emplean tanto tiempo de su jornada trabajando cerca de nuestro local. Y es que tener un bar o restaurante de confianza es toda una satisfacción para este tipo de clientela, que sabe que si va a nuestro establecimiento le van a atender bien y va a comer un menú exquisito. Otra alternativa que funciona muy bien son las tarjetas de fidelización, que desde Rentabilibar ponemos a disposición de bares y restaurantes para que las integren en formato digital.


Fomentar el ‘tardeo’ y el after work


Con la vuelta a la oficina vuelven también los lazos entre compañeros de trabajo. Han sido muchos meses sin ponerse al día y nada mejor que unas cervezas después de trabajar para pasar un rato en compañía. Desde la hostelería, nuestro papel está en facilitar los horarios para hacer que esta clientela nos escoja para este tipo de planes de tarde, hacer ofertas de precios grupales si son personas que suelen parar mucho por nuestro local o, incluso, establecer acuerdos con ciertas empresas para celebraciones y ocasiones especiales.


No es lo mismo el perfil de una clientela executive, que por regla general suele ser más exigente a nivel gastronómico y asume precios más altos; que los estudiantes en prácticas de una empresa, que tienden más hacia formatos sencillos y sin variación de precio.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.