Ideas prácticas

30-06-2021

Para el calor... ¡recetas frescas! 7 ideas de platos muy veraniegos

Suben las temperaturas y la clientela demanda platos más frescos. Te ofrecemos 7 propuestas que van desde lo clásico a las tendencias gastronómicas que más triunfan en verano.

Cambiar la carta durante los meses de verano puede ayudarte a hacer tu carta más apetecible. Las temperaturas suben, los productos de temporada cambian y los clientes demandan opciones mucho más frescas y ligeras que las que tendemos a ofrecer en otras épocas del año. Te ofrecemos 7 ideas de recetas frescas, originales y muy fáciles de preparar con las que puedes sorprender a tus clientes este verano.


Carpaccio de calabacín



Saber tratar y cocinar correctamente las verduras para exponer todo su potencial es todo un arte. En los últimos tiempos, los carpaccios vegetales han adquirido más protagonismo que nunca. Lo más interesante de esta versión de calabacín es que se presenta en crudo y se prepara en muy poco tiempo. Con la ayuda de una mandolina, cortaremos finas láminas de calabacín tipo zucchini y las dispondremos sobre un plato. A continuación, solo tenemos que culminar con un poco de aceite de oliva (no demasiado, para que no se empape la textura), limón, sal y pimienta. También podemos incorporar un poco de queso parmesano o unas nueces troceadas. Un primer plato muy sencillo, saludable e ideal para menús del día.


Ensaladilla rusa


Un clásico del verano que nunca pasa de moda. ¿El mejor consejo para prepararlo? Ceñirse a lo básico y evitar estridencias culinarias. ¿Qué podemos incluir?

  • Ingredientes que sí funcionan: zanahorias, guisantes, atún, huevos y pimientos de piquillo (para decorar) funcionan a la perfección en esta receta. 
  • Ingredientes a evitar: los encurtidos, la cebolla o las frutas. Cambiarán por completo el sabor de un plato que de por sí gusta a todo el mundo. 


En cuanto a la patata, puedes utilizarla en dados o aplastada, pero procura que no pierda consistencia en ninguno de los casos. Por último, no olvides que es mejor utilizar una mayonesa elaborada a base de aceite de girasol. Encontrarás múltiples opciones en el mercado con las que conseguir un sabor muy parecido al de una mayonesa casera (que, lamentablemente, no podremos hacer desde nuestro restaurante por estar elaborada con huevo crudo).


Poké bowl


Desde hace pocos años, este plato de origen hawaiano ha conquistado a paladares de todo el mundo por su versatilidad y su frescura. Su receta incorpora siempre arroz de sushi (también nos vale el tipo ‘bomba’) como base, una porción de proteína (como salmón marinado, pollo o tofu) y diferentes variedades de verduras con preparaciones variadas (zanahoria cruda rallada, brotes de soja, setas y espinacas ligeramente salteadas, cebolla deshidratadas o tomates cherry partidos por la mitad, entre muchísimas más opciones). También se suele añadir siempre un poco de aguacate, algún tipo de fruto seco y una salsa interesante, como una mayonesa japonesa o un poco de teriyaki. Un plato único muy completo, repleto de color y perfecto para opciones de delivery y take away.



“Integrar platos como el gazpacho, el salmorejo o el ajoblanco en nuestra carta de verano es siempre un acierto. Son la clase de ‘antojos’ que siempre tienen los clientes cuando llega el calor.”



Gazpacho y otras sopas frías


¿Qué sería del verano sin nuestras sopas frías favoritas? Integrar platos como el gazpacho, el salmorejo o el ajoblanco en nuestra carta de verano es siempre un acierto, sobre todo porque son la clase de ‘antojos’ que siempre tienen los clientes cuando llega el calor. Aunque lo podamos comprar ya hecho, no hay nada que valore más la clientela que un buen gazpacho casero. Además, funciona tanto como primer plato, si lo presentamos en un bol para tomar con cuchara; y como bebida, si lo ponemos directamente en un vaso. En el caso de que busques innovar, siempre puedes recurrir a las versiones actualizadas que incorporan frutas como las fresas o la sandía. 


Tartar de salmón y aguacate



El salmón es un acierto seguro como alternativa gastronómica. De hecho, muchos lo califican como el pescado que gusta a los que no les gusta el pescado. El tartar es un plato muy fresco y lleno de sabor, pero tenemos que ser bastante previsores para su elaboración. Para prepararlo, sigue los siguientes pasos y consejos:


  1. Si compramos pescado fresco, es importante congelarlo antes de servirlo porque, en este plato, vamos a presentarlo en crudo. 
  2. Para el marinado, hay muchas técnicas y opciones. Lo más habitual es cortar el salmón y el aguacate en dados muy pequeños e impregnarlos con una mezcla de salsa de soja, zumo de limón, mostaza (tipo antigua) y una pizca de jengibre fresco
  3. Lo dejaremos durante una media hora en el frigorífico para que adquiera sabor y para que el ácido del limón cocine ligeramente el pescado. 
  4. Para presentarlo, utilizaremos un molde para compactar toda la mezcla y pondremos por encima unas semillas de sésamo. 
  5. Truco: si buscamos hacerlo aún más fresco, también podemos incorporar a la mezcla alguna fruta tropical como el mango o la papaya.


Salpicón de marisco


El verano es tiempo de pescado y marisco. Tanto si tenemos un establecimiento ubicado en una zona de costa como si no, este tipo de ingredientes siempre gustan, sobre todo si los servimos fríos en una receta como un salpicón. Aunque la premisa en hostelería siempre debe ser la rentabilidad, no hay que tenerle miedo al precio del marisco. Hoy en día es posible adquirir preparados de marisco congelado a muy buen precio que nos pueden resolver este tipo de platos. Además del pimiento y la cebolla picada, o el huevo duro, el paso fundamental es una buena vinagreta que llenará de sabor esta delicia tan veraniega.



“Los clientes cada vez se preocupan más por lo que consumen a diario. Los sorbetes de frutas son una buena alternativa a los helados tradicionales”



Sorbetes de frutas



Los clientes cada vez se preocupan más por lo que consumen a diario y, sin lugar a dudas, los postres son un terreno algo complicado cuando se trata de evitar azúcares. Los sorbetes de frutas son una buena alternativa a los helados tradicionales y, si los batimos bien, no necesitamos contar con heladera para hacerlos desde las cocinas de nuestro establecimiento. En algunos casos podremos utilizar frutas como el plátano o el mango para aportar el toque dulce sin recurrir al azúcar, pero en otros casos como los sorbetes de limón o de frutos rojos, que tienden a la acidez, podemos utilizar una pequeña cantidad. ¿Quieres darles un toque diferente? Atrévete a combinarlos con especias y hierbas aromáticas para conseguir resultados mucho más interesantes y complejos. 


Integrar platos como el gazpacho, el salmorejo o el ajoblanco en nuestra carta de verano es siempre un acierto, sobre todo porque son la clase de ‘antojos’ que siempre tienen los clientes cuando llega el calor

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.