¿Eres nuevo en Rentabilibar?

Regístrate

Ayuda

Descarga nuestra app

Disponible en Google Play disponible en App Store

Home Actualidad Tendencias para hostelería Sostenibilidad Dieta Climatariana: una nueva alimentación que se preocupa por el impacto climático de la comida

Dieta Climatariana: una nueva alimentación que se preocupa por el impacto climático de la comida

Conoce los beneficios de incorporar la dieta climatariana en tu negocio


Has alcanzado el límite de artículos mensuales.

Para seguir leyendo inicia sesión o crea un usuario y accede a todo el contenido de manera ilimitada, además de disfrutar de nuestras promociones y ventajas.

Regístrate gratis

Artículo escrito por: Candela Aldao, Responsable de sostenibilidad.

12-06-2024

¿Y si al mirar el menú de tu bar, tus clientes pudieran ver más allá y evaluar el impacto climático de su comida? En un mundo donde cada acción cuenta en la batalla contra el cambio climático, tu establecimiento tiene el poder de liderar una revolución alimentaria. Adoptar una dieta sostenible no es solo una elección de menú, es un compromiso con el planeta.

Posiblemente, en poco tiempo, podremos escuchar en los bares y restaurantes no solo "¿Hay opción vegana o vegetariana?", sino también: "¿Qué plato es más sostenible?". Al integrar opciones en tu menú que formen parte de una dieta climatariana, no solo alimentarás a tus clientes, sino que también nutrirás el futuro del planeta.


Acompáñanos en este viaje hacia una alimentación responsable, donde cada plato no solo sirve para una simple satisfacción del paladar o la preocupación por el bienestar animal, sino también por la del propio planeta. ¿Quieres saber más al respecto? ¡Continúa leyendo!


Bodegón de especias, ajos, hierbas, chiles...


¿Qué es la dieta climatariana?

La dieta climatariana busca reducir la cantidad de CO2 que genera nuestra alimentación al tener en cuenta la huella de carbono de los alimentos, es decir, la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos durante su producción, procesamiento, transporte y desecho.

¿Quieres saber cómo puedes minimizar el impacto de tu menú en el planeta? Sigue los siguientes pasos:

  1. Opta más por lo vegetal: la producción de alimentos de origen vegetal emite significativamente menos gases de efecto invernadero que la producción de carne. Según Greenpeace, la ganadería es responsable de la emisión del 14,5% de los Gases de Efecto Invernadero (GEI), por lo que la sustitución de la carne roja por lentejas y alubias es un buen truco para aquellos que buscan adoptar una dieta más sostenible.

  2. Sustituye la carne roja por la de pollo: la producción de carne, especialmente la de vacuno, requiere más tierra y agua y tiene mayores emisiones de carbono. En concreto, según el libro “Tu dieta puede salvar el planeta”, del nutricionista Aitor Sánchez, la producción de ternera requiere unas 10 veces más de recursos que la producción de pollo y se estima que la sustitución de la carne de res por pollo en un plato podría reducir la huella de carbono diaria basada en alimentos de una persona en un 53%.

  3. Cocina con productos integrales: los productos integrales, como la avena, la quinoa, el arroz integral o el trigo, requieren menos procesamiento, por lo que son un elemento clave para una dieta sostenible. Además, al tener un índice glucémico más bajo -lo que significa que liberan energía más lentamente-, son más nutritivos.

  4. Elige alimentos de temporada y productos locales: transportar alimentos por largas distancias contribuye considerablemente a las emisiones de carbono; se estima que el transporte de alimentos contribuye al 11% de las emisiones de un producto alimenticio. Al consumir productos locales, se reducen estas emisiones significativamente. 

  5. Evita el desperdicio de comida: alrededor del 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero provienen del desperdicio de alimentos. Implementar prácticas que minimicen este desperdiciono solo es bueno para el planeta, sino también para tu economía.

  6. Selecciona proveedores comprometidos con el planeta: trabajar con proveedores comprometidos con prácticas sostenibles asegura que toda la cadena de valor contribuya a la reducción de la huella ambiental.

 

Espárragos trigueros

Los beneficios de adoptar la dieta climatariana en la hostelería


Incluir la dieta climatariana en el sector de la hostelería ofrece múltiples beneficios que supondrán una ventaja competitiva para tu negocio, como la mejora de imagen de tu marca o la atracción de nueva clientela. A continuación, te desglosamos cuáles son todas las ventajas de integrar esta dieta en tu bar o restaurante:

  • Atracción de una clientela consciente

Cada vez más consumidores buscan opciones que reflejen sus valores personales, incluida la preocupación por el medioambiente. De hecho, según la Asociación de Marketing de España-AMKT, el 64% de los consumidores está incrementando su concienciación medioambiental y social y un 69% afirma estar dispuesto a aumentar su consumo en marcas que respeten sus valores éticos.

Por tanto, al ofrecer menús basados en la dieta climatariana, puedes atraer a este segmento de mercado en crecimiento, que valora las prácticas sostenibles y está dispuesto a apoyar a las empresas que las implementan.

  • Reducción de la huella de carbono

Implementar una dieta climatariana puede ayudar a que tu establecimiento reduzca su huella de carbono. Al elegir ingredientes con menores emisiones de gases de efecto invernadero, estarás contribuyendo activamente a la lucha contra el cambio climático. Esto no solo es beneficioso para el planeta, sino que también mejorará la imagen de tu establecimiento como un negocio responsable y consciente con el medioambiente.

  • Mejoras en la Salud Pública

Según un estudio elaborado por TheFork, el 39,5% de los comensales reserva entre una y tres veces al mes en algún restaurante que ofrece opciones más saludables y el 35,1% lo hace, al menos, una vez al mes. Además, más de un 55% de está dispuesto a pagar más por alimentos o platos saludables, siendo actualmente el ticket medio más consumido de 25 euros por persona.

Los menús basados en la dieta climatariana tienden a ser más saludables, al tener un mayor enfoque en vegetales, frutas o proteínas vegetales. Por tanto, en este contexto, esto no solo beneficia el medioambiente, sino que también promueve mejores hábitos alimenticios entre los clientes, algo que ya demanda una parte importante de los consumidores, cada vez más consciente de la salud.

  • Fortalecimiento de la economía local

Al enfocarse en productos locales y de temporada, la dieta climatariana fomenta la relación con productores y proveedores locales. Esto no solo reduce los costes y la huella de carbono asociados con el transporte, sino que, con ello, estarás también contribuyendo a apoyar la economía local y construir una cadena de suministro más resiliente.

  • Mejora de la reputación de marca

Implementar una dieta climatariana mejora la reputación de la marca al demostrar compromiso con prácticas sostenibles. Esto no solo puede aumentar la lealtad de tus clientes, sino también atraer a otros consumidores que valoren la responsabilidad ambiental.


Cuenco con caldo junto a un botellín de cerveza

 

Ahora que ya has aprendido sobre este nuevo concepto, te animamos a que des el primer paso para adoptar una dieta climatariana haciendo una revisión de tu menú actual. Identifica los platos que ya cumplen con un impacto reducido de su huella de carbono y considera cómo podrías ajustar otros para que sean más sostenibles. Por ejemplo, ahora que empieza el buen tiempo, queda muy poco para que podamos empezar a encontrar sandía de temporada en el mercado. Prueba a introducir en tu menú un plato sencillo para combatir las altas temperaturas como un gazpacho de sandía, cuya receta, junto a otras muchas ideas, podrás consultar en la web de Alhambra.

También, te animamos a que capacites a tu personal. Es crucial que todos tus empleados entiendan qué es una dieta climatariana y por qué es importante. Formarlos no solo garantiza que puedan explicar el concepto a los clientes, sino que también les permite participar activamente en la implementación de prácticas sostenibles.

En definitiva, como has podido comprobar, los beneficios de adoptar la dieta climatariana en tu negocio son extensos. A través de la implementación de este tipo de prácticas no solo estarás haciendo una elección ambientalmente responsable, sino que también estarás haciendo de la sostenibilidad un componente central de éxito en tu negocio. Y es que, en la hostelería, promover esta dieta puede convertirse en una declaración poderosa de tu compromiso con un futuro más sostenible. ¿Te animas?

 

 

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.