covid-19

14 Mar 20 - 20:40

¿Preocupado por la comida perecedera? Di “no al desperdicio” con estas ideas

Cerrar no significa perderlo todo. Aprovecha todos esos alimentos almacenados y evita el desperdicio con estas buenas ideas.

COMPARTIR

Que bares y restaurantes tengan que echar el cierre ha sido una medida necesaria e inevitable. Pero no por ello deja de ser un problema para los hosteleros, en muchos sentidos. Pese a la crisis sanitaria de estas semanas, la decisión ha pillado a muchos por sorpresa. Y con almacenes y neveras llenas, en algunos casos. 


Pero cómo gestionar ese stock puede dejar de ser una preocupación más. Solo se necesita actitud resolutiva y capacidad de adaptación. Optar por el reparto a domicilio —una alternativa contemplada en el Real Decreto 463/2020, del 14 de marzo, por el que se declara el Estado de Alarma— solo es una manera de minimizar las pérdidas que conlleva el cierre al público durante las próximas dos semanas.


El reparto a domicilio, aún posible



Los negocios con un servicio de reparto (delivery) ya instaurado están de suerte. Porque la medida del cierre en la hostelería ofrece una alternativa: seguir sirviendo a sus clientes, pero a domicilio, como informa Hostelería de España, y gracias a las plataformas de reparto como Just Eat o Deliveroo,


Es un plan B que permite dar salida sin problema a la comida perecedera. Por eso en estos días es importante hacer revisión de stock y priorizar la salida de los productos frescos. Y una buena oportunidad para adelantar la primavera y crear nuevos platos con esos alimentos recién llegados de la huerta. 


Basta revisar las cámaras o la nevera para inspirarse. Hasta si solo se sirven bocadillos o sándwiches. Precisamente esas son propuestas de lo más versátiles porque permiten todo tipo de recetas: carnívoras —como un ‘Pepito’ de lujo—, de pescado —al estilo de un Po’boy típico de la cocina criolla de Nueva Orleans— o vegetales. O con todo esto que le mete El Comidista a sus bocatas. Y con lo que demuestra que se puede innovar incluso en algo tan trillado.



Una vez pasada la crisis y si el local aún no cuenta con delivery, podría ser un buen momento para plantearse la cuestión. Será una forma de reflotar el negocio tras unas semanas sin ganancias. Y a largo plazo, una oportunidad para aumentar las ventas mes a mes.


Evitar el desperdicio de alimentos: Too good to go





El desperdicio de alimentos es otro de los problemas medioambientales con el que muchas personas están especialmente concienciadas. También muchos hosteleros, conscientes de que tirar lo cocinado durante el día que no pueden ofrecer en el siguiente servicio es un derroche absoluto. Además de contribuir a hacer más grande el problema de los residuos, si no se gestionan correctamente (como restos orgánicos y/o destinándolos a la elaboración de compost). Porque eliminarlos supone un 8% de de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.


Una alternativa a todo esto es dar salida a esos platos a última hora del día y por un precio mucho menor del que marca en carta. Hay aplicaciones como Too good to go que ayudan al hostelero en esta misión. Los usuarios pueden hallar en su ciudad los locales que están ofreciendo sus platos de esta forma y son convocados a partir de la hora de cierre de cocina para recoger un ‘pack sorpresa’. Es una alternativa que no requiere una gran planificación. Solo disponer de los envases adecuados.


La opción solidaria: la donación


Lo que para unos es un problema, para otros es una solución llovida del cielo. Donar el sobrante de comida es algo que ya se hace en muchos eventos e incluso por parte de grandes cadenas de supermercados. Precisamente, para evitar ese desperdicio pero también para ayudar a quien más lo necesita. En este sentido, hay algunos establecimientos que ya han dado el primer paso, cediendo todo ese excedente de comida perecedera a ONGs que gestionan comedores sociales. 


Sumarse al proyecto ‘La Alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala’ también es una buena forma de no dejar perder todos esos alimentos. Aunque el hostelero no pueda rentabilizarlos, los van a aprovechar quienes más los necesitan


Solidario también es pensar en los profesionales sanitarios (y todo el personal que trabaja en centros médicos y hospitales) que estos días arriesgan más que nunca su salud por cuidar de todos. Por eso ya hay grandes cadenas de hostelería que han tenido la idea de llevarles hamburguesas y pizzas gratis a sus centros de trabajo. Con un stock de productos frescos se puede premiar a estos valientes con deliciosas comidas caseras o un completo menú.


Cómo gestionar ese stock puede dejar de ser una preocupación más. Solo se necesita actitud resolutiva y capacidad de adaptación

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.