Ideas prácticas

¿Conoces el nombre de tus clientes?

Conocer los nombres de los clientes y saludarlos es uno de esos toques diferenciales que siempre suman


Uno de los rasgos más característicos de los bares de toda la vida ha sido su atención personalizada, cercana y muy humana, capaz de generar vínculos de pertenencia entre los propietarios y sus clientes.

Conocer los nombres de los clientes y saludarlos en cuanto entran al local es uno de esos toques diferenciales que siempre suman. Las motivaciones que nos llevan al bar son muy variadas, pero todas pivotan en torno a la necesidad de relacionarlos socialmente y regalarnos un rato de desconexión

Actualmente, cada vez están llegando a España más franquicias de restauración globalizadas que repiten formatos exitosos en el resto del mundo y, a menudo, apuestan por la automatización de las funciones, la frialdad en el trato, el encadenamiento de tareas e, incluso, los pedidos digitales dentro del local. Más allá del éxito —o no— que pueden obtener, es una tendencia que genera una evidente distancia entre el público y los profesionales. Y sin duda, los españoles somos especialmente sociales.


 

La importancia del cliente en las acciones de marketing


Los bares, nos guste o no, son empresas sometidas a los vaivenes del mercado y a los gustos del público. Por ello, necesitamos del marketing. ¿Recuerdas cuál es el pilar fundamental de toda acción de comercialización? Efectivamente: el público. Los clientes.

El marketing moderno está apostando por los mensajes y las vivencias emocionales, por la capacidad de crear vínculos afectivos, conformar comunidades y estrechar cada vez más las relaciones con sus consumidores potenciales o reales. Cierto es que, para ello, se están utilizando las redes sociales y las bases de datos, pero nunca se olvida que la información es poder. Y que, cuanto más sabemos del público, mejor podemos satisfacerlo.

Si en tu bar eres capaz de conocer el nombre de tus clientes y recoger toda la información disponible sobre ellos y sus circunstancias, cuentas con una poderosa herramienta comercial. ¡Cuando un cliente se siente valorado, reconocido y satisfecho, cuando es tratado de forma personal, siempre lo agradece! Y su fidelidad aumenta exponencialmente.



¿Qué tipo de establecimiento quieres tener?


Todo depende del tipo de local que buscas ser. Si apuestas por conceptos como la rapidez, la economía y la automatización, conocer el nombre de tus clientes no es tan importante. Los clientes de esos bares valoran otros atributos del servicio: inmediatez, agilidad y, a menudo, un espacio agradable donde saborear ciertos productos. Es el caso, por ejemplo, de la comida rápida.

Pero si el modelo de negocio que persigues es distinto, si apuestas por la calidez, la calidad, la cercanía y la diferenciación en el trato, conocer y recordar los nombres de tus clientes es un auténtico valor diferencial. Una ventaja competitiva que te permitirá crear un ambiente de proximidad, de convivencia y aceptación mucho más agradable.

La comercialización es una cuestión de imagen. De confianza. Cuando somos tratados como personas únicas, con amabilidad y cercanía, de un modo personalizado, nos sentimos a gusto. Más satisfechos y felices. Incluso un estudio de la Universidad de Oxford ha demostrado que ir al bar de toda la vida mejora el bienestar y la interacción social.

Si de verdad quieres tener un bar con encanto, un nuevo bar de toda la vida, un lugar de confianza al que tus clientes van de manera repetida y continuada porque se sienten bien servidos y queridos, llamarlos por su nombre es un buen inicio.


 

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.