Ideas prácticas

4 métodos básicos para valorar el inventario de un negocio de hostelería

Si quieres aprender a valorar económicamente el inventario que hay en tu negocio, aplica los 4 métodos que te mostramos.

El inventario es el documento de control de productos, equipos, suministros de una empresa de hostelería, bien sean perecederos o no.
La forma de ajustar a la realidad los beneficios o perdidas pasa por una correcta valoración del inventario, ya que el inventario está compuesto por géneros comprados y probablemente pagados por la empresa. Así pues los géneros que se encuentran anotados en el inventario, son géneros que han supuesto un desembolso a la empresa, pero en el momento de cerrar el inventario no han sido vendidos, por tanto no se le ha sacado un rendimiento; por este motivo la valoración del inventario es esencial para conocer si la empresa realmente a sufrido pérdidas o ganancias.
Debemos diferenciar entre el inventario de inmovilizado, es decir, aquellos artículos que consumimos diariamente para dar el servicio a nuestros clientes, con su consecuente beneficio. Y el inmovilizado, es decir todos aquellos elementos físicos que se emplean como elementos de trabajo necesarios, pero su flujo es fijo, es decir las maquinarias, utensilios, etc.
Su estudio nos ayudará a concretar las necesidades de estocaje, marcando los mínimos y máximos. También contribuye a:

  • Ajustar el número de las existencias de cada articulo.
  • Ayudar a efectuar el estudio de rotación, mediante la división de las salidas mensuales entre el promedio mensual de inventarios.
  • Visualizar la fluidez de los artículos, mediante las entradas y salidas.
  • Evitar la compra al azar, que conlleva posibles pérdidas.
Una vez analizado el objetivo principal del inventario y sus componentes, vamos a a ver los 4 métodos básicos para valorar el inventario dependiendo de su composición o forma de aplicación:

[1] Inventario de movilizado
Hace referencia a aquellos productos de consumo diario, que la empresa necesita reponer diariamente. En las empresas de hostelería se aplica a los géneros de comidas, bebidas y materiales de limpieza, por su continuo uso. Son además los artículos finales, que vendemos a nuestros clientes y de estos productos obtenemos los beneficios, así pues es de vital importancia practicar el control sobre ellos, con el fin de conseguir el objetivo de una empresa que da beneficios.



[2] Inventario físico


Se utiliza para comprobar que los datos anotados en los documentos de control son reales. Este control se deberá realizar al cierre de cada mes o periodo de ejecución del inventario para comprobar que verdaderamente los artículos anotados en el inventario son reales. Si no fuese así, sería índice de fraude de algún responsable de dichas mercaderías. Además se aconseja que dicha comprobación sea realizada por personal ajeno al departamento.
El listado o inventario está compuesto por:
  • Código del artículo.
  • Artículo.
  • Unidad de medida.
  • Cantidad en stock.
  • Precio unitario.
  • Valor.
[3] Inventario permanente

Es aquel que se realiza día a día y movimiento a movimiento, es decir, en él se anotan todas las entradas y salidas que se producen. Nos ayuda a detectar sobre la marcha la necesidad de realizar pedido de algún producto, controlando los géneros de mayor o menor consumo, o en que momentos se vende más un producto u otro.

[4] Inventario de inmovilizado

El inventario de inmovilizado hace referencia a todos esos artículos que necesitamos para realizar el servicio al cliente, como son maquinaria, cubertería, vajilla, mobiliario, etc.                    

La finalidad de este inventario es el de valorar el capital inmovilizado del que dispone la empresa. Dicho capital debe ser amortizado por la empresa por medio de sus ingresos. También se utiliza para saber la reposición de materiales que se necesitan, ya que este inventario no es estático, dispone de entradas y salidas.

También nos da la información de posibles excesos en el deterioro o perdidas de objetos. En la empresa hostelera lo más típico es la reposición de vajilla, cristalería y cubertería.  


El control de inventarios se hace imprescindible en las empresas de hostelería, sobre todo, en empresas que poseen gran cantidad y variedad de géneros. Pero aunque el establecimiento sea pequeño es necesario un control del inventario porque son muchas las materias primas y material que se utilizan a diario.

Te animamos a que empieces, si no lo haces ya, a controlar el inventario de tu negocio. Además puedes descargarte la ficha de inventario y adaptarla a tu negocio.   

Descarga la ficha

Descarga

La forma de ajustar a la realidad los beneficios o perdidas pasa por una correcta valoración del inventario.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.