Ideas prácticas

Cómo decorar un bar con estilo: consejos de decoración

Te damos los mejores consejos para decorar tu bar con estilo


Tranquilidad, desconexión, un espacio para ti mismo donde dejarte llevar, estas son algunas de las sensaciones que buscas cuando entras en un bar a pasar un rato agradable. Pero, ¿qué elementos son capaces de proporcionar este tipo de experiencia en los clientes de un establecimiento? Si estás haciéndote esta pregunta, una de las respuestas clave es la decoración del mismo. El ambiente, los elementos que forman ese espacio aportan al lugar la personalidad y la identidad que el dueño del local quiere transmitir.



Entre las tendencias más actuales que se pueden encontrar para decorar un bar una de las más destacadas es la basada en el concepto de sostenibilidad. Reutilizar elementos para darles un uso diferente, llenar el espacio con muebles desgastados que muchas veces son sometidos a determinados tratamientos para conseguir este efecto y aportar luz con ayuda de lámparas oxidadas permiten crear espacios acogedores, originales, con aire vintage, cálidos y cargados de simbolismo y personalidad. En una sociedad en la que todo pasa de moda, todo tiene un tiempo programado de uso y vida, reutilizar elementos se convierte en una filosofía de vida que puede responder a la pregunta cómo decorar un bar. En este ambiente incluir grafitis y murales hacen posible obtener un resultado mucho más atractivo y coherente, además de proporcionar un medio para identificar el lugar de forma gráfica. Este tipo de decoración hace que el tiempo se detiene y el arte se encuentra tanto en los elementos que lo componen, como en los cócteles de autor que sirven. Por ejemplo, baldosas antiguas en la entrada, un lounge con muebles de estilo vintage y un piano, crean un espacio único donde podrás perderte y abandonar tu rutina para vivir una experiencia única de sensaciones.

Otra de las tendencias que están muy de actualidad en materia de decoración de bares es el estilo nórdico, basado en el uso del color blanco que se combina de forma magistral con tonos más vivos como el gris, el negro o los colores pastel. Esta alteración de colores permite transmitir serenidad a los clientes. El Cosmo Café es un fiel reflejo de esta tendencia decorativa. Paredes pintadas de un blanco impoluto, sofás color azul cielo, sillones color violeta o taburetes forrados con la misma tela que la carta donde puede leerse el menú, te brindan la oportunidad de disfrutar de un espacio diferente creado para disfrutar del arte que su sala de exposiciones ofrece.

Un estilo que no pasa de moda es el estilo clásico. Se caracteriza por mantener con vida elementos típicos de la hostelería tradicional poniendo en un lugar especial la madera como protagonista estrella. Los tonos crema tienen una importancia indiscutible en un concepto donde se busca la elegancia. Muchos bares son fieles a sus orígenes, con una decoración clásica usando baldosas de los setenta, barra metálica con escaparate de charcutería y mobiliario de madera cromada

 

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.