Ideas prácticas

Colunching, nueva tendencia gastronómica

El término colunching define una experiencia socializadora de la comida. Surge de una práctica en Francia que se ha extendido a todo el mundo en la que varios desconocidos quedan para compartir la hora de la comida o la cena con el único objetivo de evitar esta hora en soledad.

Los locales han ido adaptando esta realidad a su día a día y hay muchas opciones para crear un espacio colunching en tu establecimiento. Este fenómeno se da principalmente en las horas del mediodía, y algunas noches entre semana, cuando la clientela está formada en su mayoría por profesionales que acuden solos por cuestiones de trabajo. Encontrar una zona donde compartir un rato con alguien mientras se come puede resultar un atractivo más para tu local.

 

Un espacio propio 

Si el local tiene suficiente espacio puedes destinar una zona para colunching. Lo idóneo es una única mesa larga y sillas. También puedes jugar a que cada una sea de un modelo diferente para darle más personalidad. Procura evitar utilizar un banco en este espacio ya que es más molesto para sentarse y levantarse y que, dado que los comensales no se conocen, pueda resultarles incómodo. De hecho, en algunos locales la tendencia actual es poner una barra alta y taburetes.
 
Trata de integrar el espacio entre el resto de comensales. No se trata de crear un espacio aparte, el colunching busca la integración y el contacto humano más allá de las redes sociales y la vida online. Puedes hacer de esta zona el centro del local. Seguro que muchos clientes la encuentran irresistible y escogen sentarse en ella.
Al principio tendrás que tener cierta habilidad para ir dirigiendo a los clientes que vienen solos a este espacio y en cambio a los acompañados a una mesa independiente. La idea del colunching es socializar pero si se presenta un grupo numeroso ya formado puede romper este encanto.


Locales de tamaño reducido 

Si tu local dispone de pocos metros el colunching es una excelente opción. Las mesas individuales desaprovechan más el espacio, sobre todo en horas punta, y eso se traduce en pérdidas de ingresos.
Sin embargo, en una mesa larga podrás sentar a diferentes clientes y lo asumirán con normalidad. En este caso, puedes convertir todo el espacio en colunching.
Tanto los clientes que acuden solos como los que lo hacen acompañados encontrarán que el colunching es una excelente opción, sencilla y agradable y se creará un ambiente especial que dará personalidad a tu local. En materia de decoración, la madera natural o decapada, con un cierto toque retro y unas sillas vintage y desparejadas crearán el conjunto que buscas.

Espacios multiusos

Encontrarás que el espacio colunching tiene muchos más usos de los que imaginas. Si lo decoras con personalidad y ofreces WiFi muchos profesionales lo usarán también como lugar de trabajo en horas que no son de comedor. Incluso muchos acostumbran a tener reuniones con colaboradores o algún cliente en un ambiente más informal que la tradicional sala de reuniones de una oficina

También se puede convertir en un excelente lugar para promover desayunos o meriendas. Incluso si tienes un centro escolar cerca puedes promoverlo. Las madres y padres que recogen a sus hijos por la tarde puede reunirse en grupo, conversar y dar de merendar a los pequeños. Si este es tu caso, piensa en disponer de algunos cuentos infantiles y, si tienes sitio, en una pizarra a baja altura. Las tardes en tu local se llenarán de risas.

 

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.