Lo que debes tener en la cabeza para que las nóminas de tus empleados no te superen

27 Mar 20 - 10:00

Lo que debes tener en la cabeza para que las nóminas de tus empleados no te superen

Infórmate de las posibilidades que tienes para afrontar las nóminas de tu bar o restaurante ante la crisis de l coronavirus

COMPARTIR

Con los bares y restaurantes cerrados a la atención presencial, las nóminas de los trabajadores se convierten en un quebradero de cabeza. Por ello, conviene considerar un conjunto de circunstancias y alternativas que harán más sencilla la toma de decisiones.


Punto de partida: la situación de la tesorería 

Debemos analizar detenidamente qué cobros y pagos tendríamos habitualmente y cuáles podemos tener en las próximas semanas. Hay que ser muy conscientes de que no conocemos el momento de la reapertura y que la transición de cerrado a abierto supondrá una serie de operaciones y desembolsos. Prestaremos atención a diversos aspectos:


  • Capital circulante previo a esta crisis.
  • Posible deterioro de valor de existencias perecederas.
  • Calendario de pagos fiscales y posibles aplazamientos.
  • Fechas e importes de los pagos a proveedores y acreedores por prestación de servicios.
  • Necesidades de pagos para realización de inversiones y mantenimiento de las ya existentes.
  • Posibles cobros por desinversiones. Aquí hay que estudiar muy bien si son pertinentes.
  • Cobros esperados de inversiones financieras (participaciones en otros negocios, por ejemplo)
  • Opciones de obtener algún adelanto de clientes.
  • Pagos que haya que hacer a corto plazo por amortización o intereses de deudas.
  • Cuándo prevemos un posible regreso a la actividad y, por tanto, a la generación de cobros.
  • Pagos de suministros previstos para los próximos meses y otros derivados del local (alquiler, limpieza, operaciones de cierre y reapertura, etcétera).


Una vez realizado ese análisis, debemos plantear qué posibilidades hay de modificar ese calendario de cobros y pagos. Las opciones se centran, fundamentalmente, en los propios salarios y cotizaciones, en los aplazamientos tributarios y en la consecución de crédito a corto plazo.


Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE)

Dado que los cierres de bares y restaurantes han sido impuestos por las medidas públicas, un ERTE se acogería a un supuesto de fuerza mayor. Podríamos proceder a solicitar la suspensión del contrato. Presentaríamos la documentación y la Administración nos tendría que responder en un máximo de cinco días.


Con ello ahorraríamos los salarios, pero también, de forma excepcional, las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo de la empresa (o el 75% de las mismas si contamos con más de 50 trabajadores). Ahora bien, para poder beneficiarnos de estas medidas debemos mantener el empleo durante el plazo de seis meses de la reanudación de la actividad.



De este modo, no solamente aliviaríamos un pago (salario más cotización), sino también un gasto. Es decir, es un desahogo para la tesorería, pero también un remedio para minimizar las pérdidas.


Además, para los trabajadores afectados hay un pequeño respiro, ya que tienen, excepcionalmente, derecho a prestación contributiva aunque no hayan cubierto los requisitos mínimos de tiempo de cotización y no consumirán tiempo de derecho a paro.


Aplazamientos de impuestos

Se han aprobado medidas excepcionales para facilitar el aplazamiento de impuestos con las siguientes condiciones:


  • El volumen de operaciones del negocio ha de ser de menos de 6.010.121,04 euros.
  • Se pueden aplazar deudas como las del IVA, retenciones y pagos fraccionados.
  • El importe de la deuda ha de ser menor de 30.000 euros.
  • No habría que presentar garantías.
  • Podrán beneficiarse de este tipo de aplazamiento autoliquidaciones o declaraciones liquidaciones cuyo plazo de presentación venza desde el 13 de marzo al 30 de mayo.
  • El aplazamiento se concede por seis meses.
  • No se devengarán intereses de demora durante los primeros tres meses del aplazamiento.


En este caso, no reducimos gastos, pero sí que logramos un alivio para la tesorería. Ganamos tiempo para poder plantear qué hacemos hasta la reapertura.


Créditos públicos

Se han aprobado créditos del ICO para luchar con los problemas de liquidez con aval público de hasta un 80% y que cuentan con condiciones semejantes a las que se hubiese podido disfrutar antes de la crisis del Covid-19. Como en el caso anterior, lo que representan son un desahogo para la tesorería.


En conjunto, con todas las medidas encima de la mesa y con un cuidadoso análisis de la situación de la tesorería, es como debemos buscar las soluciones que nos permitan minimizar los impactos negativos de esta crisis, nos ayuden a salir adelante y, en lo posible, contribuyan a plantear reforzados la reapertura.

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.