La cara positiva de la crisis se muestra en la hostelería: así se puede contribuir

21 Mar 20 - 12:00

La cara positiva de la crisis se muestra en la hostelería: así se puede contribuir

Son muchos los gestos amables y solidarios que se están dando en estos días de crisis. También desde el sector hostelero, uno de los más afectados.

COMPARTIR

El sector hostelero vive días de incertidumbre desde el decreto del estado de alarma, y, con él, el cierre generalizado de bares y restaurantes. Ahora, además, tendrán que cerrar todos los establecimientos hoteleros antes del 26 de marzo. 


Sin embargo, también es en tiempos de crisis cuando la gente muestra su lado más amable y solidario. Y el sector de la hostelería ha sido de los primeros en contribuir a esta inyección de positivismo en la sociedad. Con estos consejos, bares y restaurantes pueden subirse a esta ola. Solo hay que seguir de cerca todas las iniciativas que se están desarrollando. O, por qué no, poner en marcha otras nuevas. 


Food4Heroes: invita a comer a esos héroes que salvan vidas




Lo que empezó como un detalle hacia los profesionales sanitarios en la vanguardia de la lucha contra el Covid-19 se ha convertido en una gran iniciativa abierta a cualquier bar, restaurante, cadena o franquicia


Grosso Napoletano, un grupo de restauración italiano con sede en España —tienen siete locales en Madrid— empezó por llevar pizzas a los sanitarios de los hospitales madrileños, tras movilizar a todos sus contactos vía WhatsApp. El gesto se viralizó hasta convertirse en Food4Heroes, un gran proyecto al que todos los hosteleros pueden sumarse para premiar a estos héroes con su comida. Por otra parte, una gran manera de dar salida a esos alimentos perecederos que corren el riesgo, con el cierre, de acabar en la basura. 


Para apuntarse a esta iniciativa, basta con mandar un email a la firma italiana y seguir sus indicaciones. 


Las donaciones: ayudar a quien más lo necesita 




Desde estudiantes beneficiarios de una beca de comedor cuyas familias están en aprietos económicos hasta esas personas que dependen de ONGs, bancos de alimentos y servicios sociales para comer. Son muchas las personas que pueden beneficiarse de esta oleada de solidaridad que se está viviendo en la hostelería.


Así lo creen también en la Asociación de Hosteleros de Sevilla, que han reunido sus excedentes para donarlos al banco de alimentos. O el grupo hostelero Fuerte Group Hotels que, consciente de estas otras realidades, ha hecho llegar a Cáritas 1.500 kilogramos de alimentos perecederos.


Desafortunadamente, son muchas las personas que no tienen acceso a tres comidas diarias como la mayoría. Y muchos los bares y restaurantes que se han quedado con un stock de productos frescos (o no) con los que, de momento, no pueden hacer nada. 


Solo es necesario, pues, dar con esa asociación o esa sede de una ONG presente en el propio barrio (o en la ciudad) para pasar a la acción. Una iniciativa a tener en cuenta todo el año, por otra parte. 


Una campaña en redes sociales: hazles saber que estás ahí




Echar el cierre no significa estar totalmente desaparecido para los clientes. Afortunadamente, las redes sociales (y hoy más que nunca) permiten mantener ese contacto con el público. Recordarle que, aunque ahora no se le pueda recibir en el bar o el restaurante, pronto todo volverá a la normalidad. 


Utilizar el perfil de Facebook o de Instagram para subir fotos, historias o stories es una manera tan útil como una buena oferta para fidelizar clientes. Porque les hace saber que se les tiene presentes, que se sigue trabajando para, cuando todo vuelva a la normalidad, recibirles con los brazos abiertos. Que no se les olvida.


Trasladar esos mensajes optimistas que se han hecho virales —como ese “todo saldrá bien” que ya es casi el eslogan oficial de esta crisis— es una manera sencilla de insuflar positivismo. De aportar ese granito de arena a subir la moral de quienes están confinados en casa y ya no pueden hacer algo tan mundano como tomarse una caña en el bar. 


Los bonos-regalo: mantener el negocio activo, pese a todo




Aunque aún no se sabe a ciencia cierta cuánto durará el cierre, lo que está claro es que es una situación pasajera; temporal. En algún momento bares y restaurantes volverán a levantar sus persianas. Pero mientras tanto, la falta de ingresos puede suponer un gran problema para muchos. 


Ofrecer bonos-regalo para consumir en un futuro no muy lejano es una forma de seguir generando ventas. Y, al mismo tiempo, de trasladar un mensaje de esperanza: que llegará el día en que se puedan disfrutar sentados en la mesa de un local, con amigos y familia. Celebrando la vuelta a la normalidad. 


Establecimientos como Solo de croquetas han iniciado campañas especiales (como la del Día del Padre) a través de Instagram para ofrecer bonos degustación de croquetas que se podrán canjear dentro de seis meses. Para los clientes de siempre es una forma de apoyar a esos negocios que tantas alegrías les dan en su día a día y que tan mal lo están pasando durante este cierre forzado.



El sector de la hostelería ha sido de los primeros en contribuir a esta inyección de positivismo en la sociedad

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.