covid-19

11 May 20 - 16:00

Cuando la competencia se convierte en tu mayor aliado para afrontar el futuro con garantías

Descubre cómo desarrollar iniciativas conjuntas con la competencia que impulsen los establecimientos de tu zona

COMPARTIR


La respuesta apropiada ante los cambios del entorno es una de las claves del éxito en cualquier negocio. En los bares y restaurantes es un requisito que los pone en sintonía con los tiempos, con la evolución de sus clientes y sus costumbres y, en definitiva, con las posibilidades materiales y tecnológicas que da la vida para congregar personas alrededor de una barra o de una mesa.


La cuestión es saber dónde encontrar esas respuestas, qué medios mover para trazar las mejores soluciones y hacia dónde mirar para encontrar las personas y entidades involucradas. Y, por paradójico que pueda parecer, habrá que poner muchas veces la vista en la competencia para desarrollar iniciativas conjuntas.


Por qué una respuesta conjunta con la competencia


El dinamismo de un establecimiento depende en gran medida de otros que cercanos por diversos motivos:


  • El éxito de bares y restaurantes, e incluso de pequeños comercios cercanos, es lo que contribuye a generar ambiente, que es la gran llamada a la congregación en torno a un lugar y, por lo tanto, a la demanda de los establecimientos de una zona.
  • Muchos clientes que no nos conocen pueden tenernos en cuenta si nos relacionan por ubicación con otros locales punteros de la zona. Eso explica por qué hay barrios, ciudades y pueblos enteros que se ponen de moda.
  • No solamente crece el negocio, sino que aumenta el coste de tu local. Los que se hallan en zonas más concurridas, tanto en grandes ciudades como en municipios más pequeños, acaban volviéndose más cotizados y generando traspasos de mayor valor. Es decir, el día de mañana, si decides dejar tu bar o restaurante en manos de otro hostelero, recibirás una mayor cantidad a cambio. 
  • El éxito de una zona ayuda a generar confianza en los proyectos, incluso cuando son más innovadores o arriesgados. Es más fácil encontrar financiación y clientes que crean que merece la pena darnos una oportunidad en una zona con dinamismo.
  • Los mejores profesionales de la hostelería sueñan con tener un hueco en los lugares de referencia: en las calles en auge, en los barrios que se están poniendo de moda, en los pueblos con encanto que aparecen en todas las guías de viaje y las ciudades con mayor empuje del momento. Convertir nuestra zona en lugar de referencia es una oportunidad para atraer talento y que los jóvenes puedan aprender de los líderes del sector y para realizar iniciativas de formación.
  • En las zonas más dinámicas se hace muy presente un ecosistema de apoyo a la hostelería de gran calidad. Es más sencillo encontrar proveedores de servicios que impulsen nuestro negocio: decoradores, asesores gastronómicos, consultores de diversas materias, etc. Y eso no es algo exclusivo de zonas densamente pobladas. Pensemos, por ejemplo, en la oferta de módulos de formación profesional relacionados con la hostelería en comarcas rurales. Está claro que su implantación depende del dinamismo de la actividad turística y de sus bares y sus restaurantes. 



Iniciativas conjuntas


Ponerse de acuerdo con los bares y restaurantes cercanos puede ser útil en diferentes ámbitos:


  • Sellos de calidad que muestren que se cumplen criterios más exigentes que los que marquen las normas, especialmente en lo relacionado con las medidas de higiene.
  • Actividades que promuevan el ambiente colectivo. Hay que preparar el regreso en los próximos tiempos de las fiestas populares, las celebraciones de amigos, los eventos deportivos, los espectáculos en vivo, etcétera. A todo ello hay que darle un sentido de comunidad que traspasa las paredes de uno u otro establecimiento concreto.
  • Iniciativas de digitalización a medida de las necesidades de una zona como, por ejemplo, plataformas para facilitar el reparto de materias primas y productos, programas de formación digital, acceso a herramientas de gestión, etcétera.
  • Cursos de formación dirigidos a los profesionales de una zona que contribuyan a mejorar capacidades y conocimientos de cara a la reapertura.
  • Plataformas para relacionarse con las autoridades más cercanas (como las administraciones locales y autonómicas) a fin de concertar medidas de apoyo y también para poder lanzar nuevas iniciativas en las que la hostelería tienda la mano al conjunto de la sociedad. 
  • Actividades solidarias conjuntas. Por ejemplo, más de 50 hosteleros sevillanos se han apuntado a la iniciativa solidaria de José Andrés para entregar comidas a los más desfavorecidos. Esto tiene un efecto muy importante a todos los niveles: hace más sostenible socialmente el negocio, contribuye a que la plantilla se sienta orgullosa de formar parte de él y es una oportunidad para reforzar el sentimiento de comunidad en nuestra zona.
  • Actividades de promoción. Habitualmente, involucran a un sector completo y, no pocas, reclaman que se pongan de acuerdo con personas y entidades de otros sectores. Por ejemplo, todos los bares de un pueblo o ciudad se ponen en contacto con la prensa gastronómica de la zona para hacer un concurso o una feria que dé a conocer los pinchos y tapas de sus establecimientos e, incluso, pueden estar en contacto con proveedores locales para utilizar sus productos como materia prima, lo que contribuye a aunar fuerzas para generar mayor difusión.


Por otro lado, hay que tener en cuenta que la ley marca ciertos límites a los acuerdos entre competidores, estableciendo conductas prohibidas que solamente se permiten bajo estrictas condiciones, como no eliminar la competencia, que los acuerdos no impongan restricciones innecesarias o que los consumidores sean partícipes de los beneficios.


Ir de la mano de la competencia, en iniciativas solidarias como Food4Heroes por ejemplo, se hace muy recomendable en unos tiempos en los que hay que construir un cambio positivo que oriente el futuro de la hostelería y que en cada zona contribuya a desarrollar sus potencialidades. El tiempo de suspensión de actividades por el estado de alarma puede suponer una oportunidad para establecer tomas de contacto con otros emprendedores del sector hostelero de nuestra zona.

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.