Ideas prácticas

01-02-2021

Ayudas a autónomos por cese de actividad: cambios y cómo solicitarlas

Así queda la prestación por cese de actividad entre febrero y mayo de 2021

La prestación por cese de actividad, el tradicionalmente conocido como ‘paro de los autónomos’ ha conocido en los últimos meses diversas modalidades especiales. Así quedan a partir del 1 de febrero.

Requisitos para acceder a la prestación extraordinaria por cese de actividad


A partir del 1 de febrero, deberán cumplirse los siguientes requisitos para acceder a una prestación por cese de actividad:

  • Deben haberse visto obligados a suspender todas sus actividades.
  • La causa debe ser una resolución de la autoridad competente como medida de contención frente a la COVID-19.
  • Deben estar afiliados y en alta en el régimen de autónomos de la Seguridad Social antes del 1 de enero de 2021.
  • Tienen que estar al corriente de todas sus obligaciones con la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de la suspensión de la actividad no cumpliéramos este requisito, el órgano gestor nos invitará al pago para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.
  • Esta prestación es incompatible con:
    • Una retribución por el desarrollo de un trabajo por cuenta ajena que supere en un 25% al salario mínimo interprofesional.
    • El desempeño de otra actividad por cuenta propia.
    • La percepción de rendimientos procedentes de la sociedad cuyo actividad se haya visto afectada por el cierre.
    • La percepción de una prestación de Seguridad Social salvo que fuera compatible con el desempeño de la actividad que veníamos desarrollando.


Cuantía de la prestación


  • En principio, será el 50% de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desarrollada.
  • Puede darse el caso de que se reduzca al 40%cuando se den las siguientes circunstancias:
    • En un mismo domicilio conviven dos o más personas con derecho a la prestación.
    • Entre ellas existe un vínculo de familia o de que forman una unidad de convivencia análoga a una familia.
    • El grado de parentesco (por consanguinidad o afinidad) es de primer grado, es decir, los hijos, los padres, el cónyuge, los suegros, los yernos y nueras, los padrastros y los hijastros.
  • Esta cantidad se incrementará en un 20% cuando el autónomo sea miembro de una familia numerosa y los únicos ingresos de la unidad familiar o análoga durante ese periodo proceden de su actividad suspendida.


Condiciones de cobro de la prestación extraordinaria por cese de actividad


  • Se tiene derecho a cobrar desde el día siguiente a la adopción de la medida de cierre de actividad adoptada por la autoridad competente.
  • Seguiremos dados de alta en la Seguridad Social, pero estaremos exonerados de pagar la cuota de autónomos. Además, aunque no la paguemos, se considera como si hubiésemos cotizado durante todo ese tiempo por la misma base que veníamos cotizando en el momento de inicio de la prestación. 
  • Esta exoneración comienza el primer día del mes en que se adopta la medida y termina en la primera de las dos siguientes fechas, la que se dé antes:
    • El último día del mes siguiente al del levantamiento de las medidas.
    • El 31 de mayo de 2021.
  • Se dejará de cobrar la prestacióncuando llegue la primera de las siguientes fechas:
    • Cuatro meses desde que comenzamos a cobrarla.
    • El último día del mes en el que se levantan las medidas.
    • El 31 de mayo de 2021.
  • Por el cobro de esta prestación, no perdemos la duración máxima y resto de condiciones de aplicación de las deducciones en la cotización a las que pueda tener derecho, ni tampoco se ve mermada la duración de la prestación por cese de actividad que pueda disfrutar en el futuro.


Cómo se solicita y se tramita


  • La solicitud debe presentarse dentro de los primeros veintiún días naturales siguientes a la entrada en vigor del acuerdo o resolución de cierre de actividad.
  • En la solicitud deberemos comunicar:
    • Los miembros que integran la unidad familiar.
    • Si alguno de los miembros de la unidad familiar es o puede ser perceptor de la prestación de cese de actividad.
    • Si los miembros de la unidad familiar cuentan con algún otro tipo de ingresos.
    • El consentimiento de todos los miembros de la unidad familiar para el acceso a sus datos tributarios.
    • Una declaración jurada de los ingresos que se perciben por el trabajo por cuenta ajena.
    • Una autorización para recabar del Ministerio de Hacienda los datos tributarios necesarios para la revisión de los requisitos de acceso a la prestación.
  • También estaremos obligados a presentar un certificado de empresa y la declaración de la renta.
  • Si presentamos la solicitud fuera de plazo, se producirán las siguientes consecuencias:
    • El derecho a la prestación se iniciará el día de la solicitud.
    • Quedaremos exentos de la obligación de cotizar desde el primer día del mes en el que la autoridad gubernativa haya determinado la prohibición de la actividad.
    • El periodo anterior a la fecha de solicitud no se entenderá como cotizado. Las entidades que cubran las respectivas prestaciones no asumen las cotizaciones.
  • En principio, la resolución que nos dicten (estimando o desestimando la solicitud) será provisional. Cuando terminen las medidas de cierre de la actividad, procederán a una revisión. Si, tras esa revisión, se determina que no teníamos derecho a la prestación, se desprenderán las siguientes consecuencias:
    • Nos reclamarán lo que hayamos podido cobrar indebidamente.
    • Tendremos que ingresar, además, las cotizaciones correspondientes a todo el periodo de percepción indebida de la prestación.




Otras prestaciones por cese de actividad


  • Existe una prestación semejante a la anteriormente señalada para autónomos que no han estado afectados por esas medidas de cierre y que no pueden acceder a otras modalidades de prestación por cese de actividad. Entre otros requisitos exige:
    • No tener rendimientos netos computables fiscalmente procedentes de la actividad por cuenta propia en el primer semestre de 2021 superiores a 6.650 euros.
    • Acreditar en el primer semestre del 2021 unos ingresos computables fiscalmente de la actividad por cuenta propia inferiores a los habidos en el primer trimestre de 2020.


  • Hay una prestación por cese de actividad que es compatible con el trabajo por cuenta propia. Exige varios requisitos, entre los que destacan:
    • Estar afiliados y en alta de autónomos.
    • Tener cubierto el período mínimo de cotización de la prestación ordinaria por cese de actividad, que varía en función de la duración de la prestación.
    • No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación, salvo que no tengamos acreditado el período de cotización requerido para ello.
    • Una reducción de los ingresos computables fiscalmente de la actividad por cuenta propia de más del 50 % de los habidos en el segundo semestre de 2019. 
    • No haber obtenido durante el semestre indicado de 2021 unos rendimientos netos computables fiscalmente superiores a 7.980 euros.
    • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de cese de actividad no cumplimos este requisito, el órgano gestor nos invitará al pago para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingresemos las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.
    • Si tenemos uno o más trabajadores a nuestro cargo, deberemos acreditar que cumplimos todas las obligaciones laborales y de Seguridad Social. Para ello, presentaremos una declaración responsable y nos podrán requerir que aportemos más documentos.
    • Además de con el trabajo por cuenta propia, también puede ser compatible con el trabajo por cuenta propia con las siguientes condiciones adicionales a las anteriormente señaladas:
      • Los ingresos netos computables fiscalmente procedentes del trabajo por cuenta propia y los ingresos procedentes del trabajo por cuenta ajena no podrá superar 2,2 veces el salario mínimo interprofesional. En la determinación de este cómputo, los ingresos procedentes del trabajo por cuenta ajena no superarán 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional.
      • La cuantía de la prestación será el 50 % de la base de cotización mínima que le corresponda en función de la actividad.
      • Junto con la solicitud, se aportará una declaración jurada de los ingresos que se perciben como consecuencia del trabajo por cuenta ajena, sin perjuicio de la obligación que asiste de presentar un certificado de empresa y la declaración de la renta a la entidad gestora de la prestación.


  • Para los autónomos de temporada, se establece otra prestación por cese de actividad con ciertas particularidades como:
    • Tanto en 2018 como en 2019 deben haber estado de alta de autónomos entre 4 y 6 meses.
    • De ese período, al menos dos meses deben ser de la primera mitad del año.
    • No deben estar de alta por cuenta ajena más de 60 días en el primer trimestre de 2021.
    • No obtener durante la primera mitad del año 2021 unos ingresos netos computables fiscalmente que superen los 6.650 euros.
    • Deben hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de cese de actividad no cumplen este requisito, el órgano gestor les invitará al pago para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingresemos las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.
    • La cuantía de la prestación será el equivalente al 70 por ciento de la base mínima de cotización.
    • Es incompatible con:
      • El trabajo por cuenta ajena.
      • Cualquier prestación de Seguridad Social, salvo que fuera compatible con el desempeño de la actividad como trabajador por cuenta propia.
      • El trabajo por cuenta propia y la percepción de rendimientos procedentes de la sociedad cuya actividad se haya visto afectada por el cierre, cuando los ingresos que se perciban en la primera mitad del año 2021 superen los 6.650 euros.


Como vemos, hay distintas versiones, que varían en función de las circunstancias del autónomo. Es importante tener claros estos requisitos y condiciones antes de presentar una solicitud para acceder a alguna de las modalidades y ser lo más ágiles posibles en su tramitación.

Otros contenidos que pueden interesarte...

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.