Así quedan las terrazas en las islas en fase 1: condiciones y medidas

07 May 20 - 15:30

Así quedan las terrazas en las islas en fase 1: condiciones y medidas de higiene

La fase 1 ya se está experimentando en las terrazas de las islas de Formentera, La Gomera, El Hierro y La Graciosa

COMPARTIR

Las islas de Formentera (en las Islas Baleares) y La Gomera, El Hierro y La Graciosa (en las Islas Canarias) parten con ventaja en la desescalada al ser calificadas como “territorios menos afectados”.


Esta situación privilegiada ha permitido que, por ejemplo, en la isla de La Gomera su cámara de comercio calcule que más de la mitad de los negocios que podían abrir lo hayan hecho, o que en El Hierro hayan sumado casi noventa aperturas, cifras que destacan frente al 20% de comercios en general y el 3% de locales hosteleros que han abierto en fase 0 según ha informado el presidente de la ATA. La cámara de comercio ha precisado también que la respuesta ha sido positiva y los negocios se han visto llenos dentro de su capacidad permitida, aunque todavía se nota mucho la falta de turistas.


En estos territorios, la fase 1 se ha adelantado al lunes día 4 de mayo, fecha de arranque de la fase 0 en el resto de las islas, en la España peninsular, en Ceuta y en Melilla. Por lo tanto, todos los hosteleros miran con atención cómo se materializa su transición a la nueva normalidad.


Las terrazas de los territorios menos afectados


La reapertura de terrazas se autoriza en estas cuatro islas en las siguientes condiciones:


  • El número de mesas será de un 50% de las permitidas el año anterior en la licencia municipal.
  • El ayuntamiento puede aprobarnos más mesas, pero deberá guardarse una proporción del 50% entre mesas y superficie disponible. Además, en la vía afectada, habrá que ampliar proporcionalmente la superficie peatonal.
  • Se prevé la posibilidad de agrupar mesas.
  • Entre las mesas o agrupaciones de mesas debe mantenerse la distancia de dos metros.


Medidas de higiene y prevención


Las terrazas abiertas en la fase 1 de las islas menos afectadas deberán, en primer lugar, cumplir ciertas exigencias en cuanto al servicio:


  • Limpieza y desinfección del equipamiento y cualquier otra superficie de contacto entre un cliente y otro.
  • Utilización de mantelerías de un solo uso. Si no fuese posible, habrá que optar por soluciones cambiables entre servicios.
  • Puesta a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos.
  • Fomento del pago con tarjeta en detrimento del efectivo. También habrá que limpiar y desinfectar dispositivos como los datáfonos.
  •  Evitar las cartas de uso común.
  • Almacenaje en lugar cerrado o, al menos, lejos del paso del público, de cubertería, vajilla, cristalería, mantelería y otros elementos auxiliares.
  • Eliminación de productos de autoservicio (por ejemplo, un servilletero).
  • Un cliente por aseo (salvo que necesiten la asistencia de otra persona).
  • Desinfección y limpieza de los aseos un mínimo de seis veces al día.


El segundo pilar de las medidas de prevención e higiene son los trabajadores. En lo relativo a ellos, son obligatorias las siguientes medidas:


  • Cumplimiento de toda la normativa de prevención de riesgos.
  • Contarán con equipos de protección individual y geles hidroalcohólicos y serán formados e informados sobre su uso.
  • Empleo de mascarilla cuando la distancia sea menor de dos metros con otros trabajadores o clientes.
  • A los trabajadores de servicios de terceras empresas también se les aplican las medidas de protección.  
  • La distancia de seguridad entre trabajadores será de dos metros y se deberá cumplir también en vestuarios, taquillas, aseos, áreas de descanso, comedores, cocinas y cualquier otra zona de uso común.
  • Se habilitará un espacio para que el trabajador pueda cambiarse de ropa y calzado con taquilla o portatrajes.
  • Si aparecen síntomas del coronavirus, habrá que recabar atención médica inmediatamente y el trabajador afectado debe abandonar su puesto hasta ser valorado.


El contacto social en las islas menos afectadas


Otro aspecto importante de la regulación de la fase 1 de las islas más avanzadas es el relacionado con el contacto social, ya que afecta a las posibilidades para recibir clientes.

  • Los grupos máximos que se podrán congregar en torno a una mesa o agrupación de mesas son de 10 personas.
  • La distancia entre las personas sentadas en una misma mesa o agrupación de mesas debe ser de un mínimo de dos metros.
  • Las personas vulnerables están autorizadas para efectuar contactos sociales siempre que su condición clínica esté controlada y lo permita y manteniendo rigurosas medidas de protección.
  • Los que no pueden mantener contactos sociales son ni quienes presenten síntomas o estén en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por COVID-19 ni quienes se encuentren en período de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.


Lo que se puede esperar en otros territorios


En principio, todo parece indicar que la relajación de la limitación del aforo de las terrazas (desde el 30% inicialmente previsto al 50% aprobado en las islas menos afectadas) se extenderá al resto de territorios cuando pasen a la fase 1.


La razón es que se trata de una medida que pretende facilitar la transición a la nueva normalidad hostelera y que el máximo número posible de establecimientos se encuentre en condiciones de reabrir sus terrazas.


Ahora bien, debemos tener en cuenta algunos aspectos:


    En principio, la fase 1 debe comenzar el lunes día 11 en muchos territorios. 

    Lo más probable es que pasen a la fase 1 provincias completas, pero está previsto que puedan establecerse especialidades para territorios más pequeños.

    El paso de una fase a otra dependerá de diversos factores, entre los cuales destacan la disponibilidad de camas hospitalarias para enfermos agudos (entre 37 y 49 por cada 10.000 habitantes) y de camas en unidades de cuidados intensivos (entre 1,5 y 2 por cada 10.000 habitantes).

    La experiencia de las islas menos afectadas puede ser tomada como referencia para introducir modificaciones en la regulación de las fases de desescalada en otros territorios.

    Las comunidades autónomas pueden realizar propuestas para la cogobernanza de la transición. Eso significa que una semana antes podrán hacer recomendaciones que el gobierno central puede considerar para modificar las condiciones exigidas en una parte de su territorio. Excepcionalmente, en esta primera ocasión disponen de plazo para manifestar sus puntos de vista hasta el miércoles día 6 a las dos de la tarde.


Por lo tanto, conviene tener presente lo ya publicado en el BOE para las islas menos afectadas (especialmente si nuestro establecimiento está situado allí), pero siendo suficientemente flexibles como para readaptar nuestros planes ante posibles modificaciones de este itinerario razonablemente previsto. En ese sentido, es muy importante respetar en cada fase las medidas de higiene.

Mahou - San Miguel

¿Tienes más de 18 años?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.